En el último año, los NFT han pasado de ser una curiosidad a convertirse en un objeto de coleccionismo de masas, y se están convirtiendo en una nueva forma de que los artistas conecten con sus fans y reciban un pago.

El último ejemplo es TreeTrunk, una startup que ha desarrollado una variación del protocolo específico de NFT conocido como ERC-721. TreeTrunk ha modificado el protocolo de tal manera que facilita a un artista la acuñación de un NFT maestro de su obra, para luego vender derivados de ese NFT a los fans—que a su vez pueden venderlo a otros fans.

"El contrato inteligente TreeTrunk distribuye los pagos de regalías no solo a un único creador, sino también a los coleccionistas que hacen y venden "impresiones" digitales autorizadas", explicó TreeTrunk en un comunicado de prensa antes de anunciar el nuevo protocolo en ETH Denver el jueves. "Los compradores de las impresiones pueden, a su vez, hacer nuevas impresiones a partir de sus NFT hasta alcanzar el número de generaciones establecido por el creador".

TreeTrunk, que opera en el ecosistema Polygon (una solución de capa 2 que funciona sobre Ethereum), ha contratado a una docena de artistas visuales para el lanzamiento. Cada uno de ellos donará una obra de arte original, que estará disponible para los primeros coleccionistas a partir de hoy.

AD

El equipo de TreeTrunk sigue perfeccionando el protocolo y espera que la versión final esté disponible en marzo, momento en el que podrá ser utilizada por cualquiera. TreeTrunk es una filial de Consensys Mesh, la incubadora fundada por el cofundador de Ethereum Joe Lubin. (ConsenSys también proporciona financiación a la editorial independiente Decrypt).

De acuerdo con el CEO John Wolpert, el protocolo TreeTrunk es de código abierto y puede integrarse en cualquier plataforma basada en Ethereumincluyendo OpenSea. Dijo a Decrypt que esto significa que las plataformas podrán ofrecer herramientas para que los artistas conviertan sus NFTs existentes en TreeTrunk, haciendo que se puedan ofrecer a más personas.

La idea de utilizar los NFT como forma de rastrear y cobrar los derechos de autor artísticos es todavía relativamente nueva, pero se está poniendo de moda. El ejemplo más notable es Royal, una plataforma lanzada por el músico Justin Blau (conocido como 3LAU), que permite a los fans comprar partes de los NFT de un artista y participar en los futuros derechos de autor. Recientemente, Royal recaudó 55 millones de dólares de inversores entre los que se encontraban los famosos músicos Nas y The Chainsmokers.

Mientras tanto, el hijo de un ejecutivo de Sirius XM lanzó recientemente una startup llamada Sound que permite a los fans comprar porciones de los NFT de un músico que vienen con derechos para inscribir comentarios en una canción.

AD

Wolpert afirma que TreeTrunk se centra en un principio en los artistas visuales, pero espera que en poco tiempo se ponga de moda entre músicos, cineastas y otros.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.