Tips

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado que "no es un fanático" de Bitcoin.
  • La administración Trump no ha perseguido la regulación de las criptodivisas, aunque las agencias se están ocupando del impacto de las mismas.
  • La continua inflación y las luchas económicas podrían empujar a la gente hacia Bitcoin.

El 45º presidente de los Estados Unidos, Donald J Trump, ha usado Twitter para desahogarse sobre muchas cosas en el curso de sus casi cuatro años en el cargo, y sí, eso incluye a Bitcoin.

Concedido, su golpe a la principal criptodivisa fue decididamente manso para los estándares del Presidente de los Estados Unidos, que ha arremetido contra muchos otros temas durante sus cuatro años en el cargo. Aún así, el tweet de Trump "No soy fan de Bitcoin" en julio de 2019 podría haber sido visto como el precursor de una importante campaña regulación y escrutinio de los criptoactivos en los Estados Unidos.

Podría decirse, sin embargo, que eso no es lo que ha sucedido. Si bien el propio Trump puede albergar una antipatía personal hacia Bitcoin y otras criptomonedas, la administración Trump ha adoptado una postura ampliamente pragmática hacia estos tokens.

Cuando fue abordado por Decrypt para una plataforma oficial de criptomonedas, el comando de campaña de Trump -así como el de de su rival demócrata, Joe Biden- no respondió. Sin embargo, es posible mirar hacia atrás en el último año y extrapolar cómo las criptomonedas podrían funcionar bajo una segunda administración de Trump.

"Solo hay una moneda en Estados Unidos"

El hilo del tweet de Trump sobre las criptomonedas fue una cosa de una sola vez: una misiva aparentemente inspirada en la obra de Libra, la stablecoin de Facebook, que desde entonces ha sido significativamente reelaborada frente a una reacción global negativa por parte de los reguladores.

"No soy fan de Bitcoin y otras criptodivisas, que no son dinero, y cuyo valor es altamente volátil y basado en el aire. Los criptoactivos no regulados pueden facilitar el comportamiento ilegal, incluyendo el comercio de drogas y otras actividades ilegales", Trump twiteó en su momento.

"Del mismo modo, la 'moneda virtual' de Facebook Libra tendrá poco prestigio o fiabilidad. Si Facebook y otras empresas quieren convertirse en un banco, deben buscar una nueva Carta Bancaria y estar sujetos a todas las Regulaciones Bancarias, al igual que otros bancos, tanto nacionales como internacionales", continuó en un hilo. "Sólo tenemos una moneda real en los EE.UU., y es más fuerte que nunca, tanto confiable como de confianza. Es por mucho la moneda más dominante en cualquier parte del mundo, y siempre se mantendrá así. ¡Se llama el Dólar de los Estados Unidos!"

El nacionalismo de Trump no es nuevo o sorprendente, dada su posición y otras declaraciones. También recuerda las declaraciones de su principal asesor económico, Larry Kudlow, quien pidió políticas de "Dólar rey" para impulsar la posición y el valor del dólar estadounidense a principios de 2018, antes de unirse a la administración de Trump. Los comentarios de Trump recuerdan los de Kudlow escribiendo para la CNBC en 2014, aunque es cierto que algunos de los primeros detractores se han convertido en proponentes de las criptomonedsa.

"Bitcoin no es dinero real", escribió Kudlow. "No es un medio de intercambio fiable, ni un almacén de valor fiable. No tiene regulación del banco central, ni operaciones de red, ni siquiera una emisión centralizada. Y debido a sus salvajes fluctuaciones de precios, Bitcoin nunca puede ser un sistema de pago fiable".

El nuevo gobierno de Trump supervisaría más al ecosistema de criptomonedas

Es cierto que a medida que el primer mandato de Trump progresaba, hemos visto un mayor enfoque de las agencias gubernamentales en las criptomonedas -incluyendo un mayor escrutinio del IRS hacia los contribuyentes que informan de sus posesiones de criptomonedas, la acción de la SEC para tomar medidas enérgicas contra lo que considera ofertas de valores ilegales en forma de ofertas iniciales de monedas (ICO), y múltiples agencias que intensifican su búsqueda de herramientas de criptotrazado.

Sin embargo, el ecosistema de criptomonedas ha crecido dramáticamente durante el tiempo que Trump ha estado en el cargo, pasando de una capitalización de 17 mil millones de dólares cuando asumió el cargo en 2017 a casi 359 mil millones de dólares hoy, según CoinMarketCap. Las criptomonedas se han utilizado mucho más ampliamente, tanto por medios legales como ilegales, por lo que tiene sentido que los reguladores y las agencias gubernamentales tengan que contar con ellas en algún momento.

En su mayor parte, se están poniendo al día con el uso de la tecnología y sus implicaciones, en lugar de tomar medidas drásticas contra Bitcoin o las criptomonedas. Según se informa, Trump le dijo al Secretario del Tesoro Steven Mnuchin que "fuera tras Bitcoin" en mayo de 2018, según el reciente libro del ex Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, The Room Where It Happened, pero no hemos visto ningún esfuerzo concertado hacia la regulación. Ha sido en gran medida un enfoque de no intervención que el abogado de Carlton Fields, Drew Hinkes, cree que continuará si Trump es elegido para un segundo mandato.

"Los organismos ejecutivos han recibido una financiación insuficiente bajo la actual administración. Aunque tanto el Presidente como el Secretario del Tesoro han sido exteriormente hostiles a las criptodivisas como Bitcoin, ninguno de ellos tomó medidas enérgicas para prohibirlo o limitar materialmente su uso", dijo Hinkes a Decrypt. "Espero más de lo mismo, pero amplificado. Dada la hostilidad de la actual administración a la financiación de agencias ejecutivas, no esperaría una nueva ola de aplicación de la ley o la emisión de cualquier nueva orientación".

“No esperaría una nueva ola de aplicación de la ley o la emisión de cualquier nueva orientación.”

Sin embargo, sólo en las últimas dos semanas, ha habido una orientación más puntual de los agentes del gobierno sobre cómo lidiar con las criptomonedas. A principios de este mes, el Inspector General del Tesoro de los Estados Unidos para la Administración de Impuestos publicó un informe que sugiere que el IRS no está haciendo un trabajo suficientemente bueno al momento de supervisar las plataformas de intercambios de criptomonedas.

En la misma semana, el Fiscal General del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, William Barr, publicó un "Marco de Vigilancia de Criptomonedas" de 83 páginas para las agencias bajo su mando. "Hoy en día, pocas tecnologías son más potencialmente transformadoras y perturbadoras -y más potencialmente susceptibles de ser abusadas- que las criptomonedas", dice. "De hecho, a pesar de su existencia relativamente breve, la tecnología de las criptomonedas desempeña un papel en muchas de las amenazas más importantes para la delincuencia y la seguridad nacional a las que se enfrentan los Estados Unidos".

Si bien el informe señala el papel de las criptomonedas en la facilitación del terrorismo, el comercio de drogas, la pornografía infantil y otras actividades ilícitas, no todo es negativo. "Para que la criptomoneda cumpla con su verdadero potencial transformador, es imperativo que se aborden estos riesgos", se puede leer en el informe del Departamento de Justicia. Sin embargo, el cofundador de la Red Shyft, Juan Aja Aguinaco, le dice a Decrypt que cree que el informe sienta las bases para los importantes desafíos que se avecinan en la industria de criptomonedas.

"El Marco de Aplicación Regulatoria del Deparatamento de Justica y su declaración sobre la encriptación de extremo a extremo son mensajes bastante claros para la industria de las criptomonedas en cuanto a la forma en que van a tratar las criptos sin importar la jurisdicción", dijo.

"El Marco reparte la carga del cumplimiento en la mayoría, si no en todos los participantes. Las implicaciones para las criptomonedas, en general, son pesadas, ya que cualquier punto de contacto con un servidor, interfaz de usuario, entidad, etc. de los EE.UU. podría provocar la supervisión de los reguladores de los EE.UU.", añadió Aguinaco. "Para otros desarrollos blockchain más específicos, como el DeFi, los stablecoins y los tokens de privacidad mejorados, este marco constituye un requisito de cumplimiento complicado y potencialmente destructivo".

Sin embargo, hay algunos fanáticos de las criptomonedas que trabajan en las agencias de Trump. La más destacada es sin duda la comisionada de la SEC Hester Peirce, conocida cariñosamente como "Crypto Mom", una persona nombrada por Trump que, a principios de este año, prestó juramento para un segundo mandato. Aunque recientemente admitió que todavía está intentando que sus colegas se interesen por los asuntos relacionados con las criptomonedas, ha escrito disidencias criticando las decisiones de la SEC contra las empresas del ramo y ha propuesto un plan de "puerto seguro" para ayudar a las empresas a evitar los enredos de la SEC.

¿Podrían las políticas fiscales de Trump beneficiar a los titulares de criptomonedas?

El cofundador de CoinTracker, Chandan Lodha, le dijo a Decrypt que las políticas de impuestos propuestas por Trump podrían beneficiar a los usuarios de criptomonedas. "El plan fiscal del Presidente Trump es más vago [que el de Biden], aunque ha mencionado la idea de reducir la tasa de impuestos sobre las ganancias de capital del 20% al 15%", dijo Lodha. "Esto reduciría la cantidad de impuestos pagados por todos los poseedores de criptomonedas a largo plazo."

Por supuesto, el impacto económico actual de la pandemia y los paquetes de estímulo del gobierno no pueden ser pasados por alto. Artem Bespaloff, cofundador y CEO del mercado de hardware minero Asic Jungle, sugiere que un estímulo adicional podría impulsar la inflación del dólar americano, empujando en última instancia una mayor demanda de Bitcoin.

"No esperaría una nueva ola de aplicación o la emisión de cualquier nueva orientación."

Drew Hinkes

"Ya sea que se trate de una administración Trump o Biden, lo más probable es que veamos una continuación de la impresión de dinero y la inflación en general", dijo. "La Reserva Federal ha señalado que quiere superar el objetivo de inflación anual del 2%. Tanto los demócratas como los republicanos han mostrado su intención de seguir adelante con el estímulo fiscal, lo que probablemente se reflejará positivamente en el precio de Bitcoin, ya sea antes o después de las elecciones".

Si a esto le sumamos la actitud combativa de Trump hacia otros gobiernos y la falta de voluntad de unir al país, dijo Aguinaco de Shyft Network, el valor de Bitcoin podría seguir aumentando durante un segundo mandato de Trump.

"Trump ha sido muy eficaz en la construcción de un muro divisorio entre los EE.UU. y el resto del mundo, y entre sus propios seguidores y el resto de los EE.UU. La división, junto con una pandemia mal gestionada, no es un buen presagio para la economía de EE.UU.", dijo. "Estos factores pueden empujar a los nuevos usuarios hacia BTC como una cobertura o un medio para reducir su exposición a las oscilaciones de los mercados de EE.UU.". Sin embargo, las correlaciones entre el partido gobernante y la subida o bajada de los mercados y otros indicadores económicos no deben tomarse como indicadores de movimientos a corto plazo".