Tips

  • El jefe de products DeFi en ConsenSys, Jordan Lyall, puso un chiste en Twitter anunciando un proyecto falso que podría permitir a los usuarios "lanzar un nuevo proyecto de DeFi en tan sólo 5 minutos".
  • Pero pocas horas después, alguien había creado una moneda de meme basada en su broma.
  • La moneda meme -que alcanzó un volumen de comercio diario de 1,2 millones de dólares- es "una locura", dice Lyall, y demuestra lo rápido que la gente puede "crear valor de la nada".

La última moneda meme, $MEME, nació accidentalmente cuando un desarrollador de monedas anti-meme se burló de las monedas meme. Menos de un día pasó y $MEME ya se acercabs al millón de dólares en volumen de trading diario.

"Estaba comentando la tontería de todo esto. Pero al hacerlo, he creado lo que buscaba destruir", dijo a Decrypt el escritor satírico antimonedas meme, Jordan Lyall.

Lyall, quien también es líder de productos de finanzas descentralizadas (DeFi) de ConsenSys, anoche publicó un proyecto satírico de DeFi llamado "El Degenerador" que permite a los usuarios "Hacer girar un nuevo proyecto #DeFi en tan sólo 5 minutos". Fue un comentario sobre la reciente tendencia de las monedas de meme... donde una nueva explota casi todas las semanas.

La broma se hizo viral, atrayendo 1.200 likes y cientos de retweets y comentarios. Fue tan popular, de hecho, que para sorpresa de Lyall alguien había acuñado "El Degenerador", una moneda de meme basada en su idea, sólo unas horas después de su tweet original.

Poco después, "El Degenerador" (publicado como $MEME en las plataformas de intercambios), apareció en CoinGecko. En su apogeo, la gente intercambió 1,2 millones de dólares de la moneda, por valor de 40 dólares.

"Esto es una locura", dijo Lyall a Decrypt.

"Todo sucedió tan rápido. Fue divertido ver cómo una idea tonta se convertía en una comunidad y creaba valor de la nada", dijo.

Pero desde entonces la moneda ha cobrado vida propia. El grupo de Telegram de Lyall para el proyecto ya tiene 865 miembros, que se han despachado con la marca "Degenerador" y se están montando en el nombre de $MEME. El trading ha disminuido desde entonces, y la moneda vale actualmente unos 7 dólares.

"Esto muestra lo rápido que estas cosas giran y se descontrolan", dijo.

$MEME está representado por una piña arrancada de la invención de Lyall y un riff de YAM, un reciente proyecto de DeFi que recaudó 400 millones de dólares de los inversores en 24 horas, sólo para que sus creadores se dieran cuenta en pocos días de que sus contratos inteligentes eran defectuosos y que todo el mundo debería sacar su dinero inmediatamente. YAM siguió a TENDIES, una moneda meme basada en... nuggets de pollo, que en su punto máximo superó los 10 millones de dólares en volumen de comercio diario.

Las monedas meme no son sólo diversión inofensiva. "Alguien podría perder dinero", dijo Lyall. "La moneda meme es un tipo de inversión muy arriesgada: fluctúa por todas partes, las ballenas de pump and dumps están por todas partes."

Lyall nos dijo que quienquiera que haya lanzado el token —no tiene idea de quién está detrás del proyecto— gastó cerca de 400 dólares en gas (tarifas de transacción en la red de Ethereum) para presentar el contrato inteligente. También dijo que dos desarrolladores anónimos han expresado un interés real en construir el producto de su proyecto simulado, un sistema que genera clones de protocolos DeFi reales.

El movimiento de DeFi —que se refiere a las plataformas financieras no custodiadas que funcionan con el Ethereum— ha explotado con popularidad desde su aparición hace apenas un par de años. Ayer, el mercado rompió un nuevo récord: 5 mil millones de dólares encerrados en contratos inteligentes de DeFi.

Pero Lyall no quiere que nos perdamos en el bombo y compremos monedas de meme, el extraño engendro del DeFi. "La gente debería mantenerse alejada de estos proyectos, a menos que conozcan los riesgos", dijo.