Imagina si la comunidad de Facebook se cansara tanto de Mark Zuckerberg que decidiera copiar el código del sitio, y luego ejecutar una versión del mismo. E imagina si el nuevo sitio superara a Facebook en una semana, a pesar de los miles de millones de Zuckerberg.

Esa historia se desarrolló en criptomundo durante esta semana cuando el token de Hive, una bifurcación comunitaria de la red social Steemit, superó a su ancestro.

Apenas una semana después del lanzamiento de Hive, la moneda nativa de la plataforma ya vale casi el doble que la de Steemit, la cual aún está envuelta en controversia después de su desastrosa adquisición por el extravagante CEO de TRON, Justin Sun.

El 27 de marzo, las fichas del HIVE llegaron a un máximo de alrededor de 0,336 dólares, según datos de CoinGecko. Al mismo tiempo, el precio de STEEM rondaba los 0,168 dólares, casi la mitad de eso. Aunque la brecha se redujo el sábado, Hive sigue superando a Steem, las fichas se negocian a 0,248 y 0,151 dólares, respectivamente.

A pesar de la subida de precios, Hive todavía tiene un camino por recorrer para alcanzar el volumen de la cadena de bloques Steem. El volumen de operaciones de HIVE alcanzó un poco más de 90.000 dólares en las últimas 24 horas, superado por los 3,2 millones de dólares de STEEM, según datos de CoinGecko.

Steem: La historia hasta ahora

Steemit fue adquirido por la cadena de bloques TRON en febrero. Sin embargo, muchos usuarios no confiaban en el nuevo propietario, el CEO de la Fundación TRON, Justin Sun.

Cuando Sun compró Steemit, tenía derecho a unos 12 millones de dólares en fichas pre-minadas en la red, un estimado del 20% del suministro total de STEEM, que le permitieron dirigir la dirección de la cadena de bloqueo. El gran plan de Sun era migrar las fichas de STEEM a la blockchain de TRON.

Para frenar la autoridad de Sun, la comunidad votó a favor de un fork que le impedía usar sus fichas recién adquiridas. A cambio, Sun llamó a aquellos que votaron en su contra "hackers maliciosos", asegurando que habían violado la "santidad de la propiedad privada".

Las cosas llegaron a un punto crítico cuando Sun pidió a las principales exchanges de criptomonedas, incluyendo a Binance y Huobi, que le ayudaran a revertir el bloqueo. Las plataformas de interecambio de criptomonedas tienen una inmensa influencia en la red, la cual usaron para ayudar a Sun a derrocar a los líderes democráticamente elegidos de la red y reemplazarlos con cuentas controladas por TRON.

Binance y Huobi más tarde se retractaron en su decisión, y la comunidad se unió para derribar las cuentas de los títeres de Sun. Pero al final, algunos usuarios se cansaron de Sun y lanzaron Hive, un hard fork de Steem que bifurcó la red y creó una cadena independiente. Quizás se dieron cuenta de que la carrera armamentista contra el increíblemente rico Justin Sun no tenía sentido.

Cuando Hive se lanzó, permitió que la gente migrara sus fichas de Steem a la red. Pero no dejó que ninguno de los partidarios de Sun migrara su cuenta, y Sun tampoco puede mover sus fichas pre-minadas a Hive.

Resolvamos las cosas

A medida que la red liderada por la comunidad se va afianzando, el Steemit liderado por Justin Sun está tratando de ganar la confianza de los usuarios para frenar el éxodo. En una reciente entrada de blog, prometió "volver a poner el gobierno en manos de la comunidad tan pronto como sea posible", y que está "comprometido con Steem a largo plazo y planea aportar más valor a Steem que nunca".

La compañía también reconoció que estaba censurando los posts relacionados con Hive:

"¿Apoyaría cualquier sitio web comercial un post que anime a todos los usuarios a migrar a otro? No. Eso no sería en el mejor interés de la comunidad y el ecosistema de Steem", dice el post, defendiendo las acciones de la compañía.

El auge de los precios de Hive sugiere que la comunidad no está convencida por el cerebro de los grandes negocios de Sun.