Dash (DASH), la 20ª criptomoneda por capitalización de mercado, ha subido casi un cinco por ciento en las últimas 24 horas y ahora se negocia por más de 70 dólares.

La moneda encontró su pico en 2020 a mediados de enero. En ese momento, Dash se negociaba por más de 132 dólares, cifra que se alcanzó luego de rumores en los cuales se había reportado un apagón total de los servicios de de Internet en Venezuela, donde Dash ha demostrado ser popular entre los ciudadanos y comerciantes minoristas.

Para el 13 de marzo, un día bajo para la mayoría de las criptodivisas, el activo había perdido casi 100 dólares de su precio y permaneció en un estado de depresión durante unos cinco días antes de mostrar finalmente signos de vida y superar la marca de 60 dólares el 19 de marzo.

Con 10 dólares más, el último aumento de precio de Dash se correlaciona con la noticia de que el líder venezolano Nicolás Maduro y su superintendente de criptoactivos, Joselit Ramírez, han sido acusados por los EE.UU. de una amplia gama de cargos penales relacionados con el tráfico de drogas.

Los EE.UU. dicen que Maduro ha trabajado durante dos décadas con una organización colombiana guerrillera de izquierda conocida como las FARC para "inundar de cocaína a los Estados Unidos". Mientras que Maduro se enfrenta principalmente a cargos por drogas y armas, Ramírez ha sido acusado de conspirar para defraudar al Tesoro de los Estados Unidos.

Como superintendente de criptoactivos, Ramírez es responsable en gran medida de la actividad que rodea al activo digital nacional de Venezuela, el Petro. Los cargos sugieren que EE.UU. cree que el régimen de Maduro está usando el Petro para lavar fondos u ocultar intereses criminales.

El precio de la Petro bajó después del anuncio en las bolsas venezolanas, mientras que Dash está viajando en la dirección opuesta. Entre esto y el cierre de Internet en enero, parece que todo lo que se necesita para que Dash se mueva son algunas noticias negativas centradas en Venezuela.