El prestamista de criptomonedas Genesis, una filial propiedad de Digital Currency Group (DCG), está a punto de declararse en quiebra después de que las negociaciones con sus acreedores no hayan podido avanzar, según múltiples informes.

Bloomberg, que cita fuentes cercanas a la situación, ha informado hoy de que Genesis se prepara para solicitar la protección por quiebra esta misma semana. Genesis advirtió por primera vez de esta posibilidad en noviembre, después de que suspendiera los retiros de dinero de sus clientes tras la quiebra de la exchange de criptomonedas FTX.

AD

Génesis y la empresa matriz DCG no han logrado llegar a un acuerdo con los acreedores a pesar de ofrecer varias propuestas, según Bloomberg.

The Block también informó hoy de que Génesis y sus acreedores están negociando un plan de bancarrota según el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU. Como parte del acuerdo propuesto, los acreedores aceptarían un período de indulgencia de entre uno y dos años en los pagos, y recibirían dinero en efectivo y capital de DCG como parte del acuerdo, informó The Block, citando fuentes no identificadas.

Ni Genesis ni DCG respondieron inmediatamente a la petición de Decrypt de hacer comentarios.

La caída de FTX dejó agujeros en los balances de muchas otras empresas de la industria de las criptomonedas, produciendo un contagio que se ha extendido desde principios de noviembre. Genesis dijo en noviembre que tenía 175 millones de dólares en criptodivisas bloqueadas en FTX, que actualmente se encuentra en su propio proceso de quiebra del Capítulo 11. En general, sin embargo, Génesis tiene un déficit de $3 mil millones, según el Financial Times.

La plataforma de intercambio de criptomonedas Gemini afirma que Genesis retiene más de 900 millones de dólares en fondos de clientes de su programa Gemini Earn, que permite a los usuarios ganar intereses en activos depositados. Los usuarios de Gemini Earn no han podido acceder a esos fondos desde que Génesis cerró los retiros.

Esto ha provocado una guerra pública de palabras entre los cofundadores de Gemini, Tyler y Cameron Winklevoss, y el fundador y CEO de DCG, Barry Silbert, que se ha intensificado en las últimas semanas cuando los hermanos Winklevoss exigieron la dimisión de Silbert. La disputa pública se produjo tras varias semanas de negociaciones infructuosas entre las empresas y los acreedores.

La semana pasada, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos acusó tanto a Genesis como a Gemini de ofrecer valores no registrados en relación con Gemini Earn.

El 4 de enero, el CEO interino de Gemini, Derar Islim, declaró que la empresa necesitaba más tiempo para intentar encontrar una solución a su crisis de liquidez. Al día siguiente, Genesis recortó el 30% de su plantilla para reducir costes y estabilizar la empresa en medio de la crisis.

AD

DCG está considerando vender activos de su cartera de riesgo, que incluye participaciones en más de 200 criptoproyectos —como Coinbase y el emisor de stablecoin en USD Circle— para cubrir el déficit de Genesis, según informó el Financial Times la semana pasada.

 

 

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.