El CEO y cofundador de Gemini, Cameron Winklevoss, acusó públicamente al broker de criptomonedas Genesis y a su empresa matriz Digital Currency Group (DCG) de cometer fraude, instando al CEO de DCG, Barry Silbert, a renunciar.

El comunicado hace numerosas acusaciones de graves irregularidades, diciendo que "no hay camino a seguir" mientras Silbert siga siendo CEO y que "ha demostrado no estar capacitado" para dirigir la empresa.

Winklevoss añadió que bajo la nueva dirección, DCG puede trabajar con Gemini en un "resultado beneficioso para todos."

Aparte de Genesis, DCG también es propietaria del criptoinversor institucional Grayscale Capital, la app de cripotomoedas Luno y la empresa de medios Coindesk.

AD

La declaración alega que Genesis y DCG, incluido el CEO Barry Sibert y otro "personal clave", conspiraron para hacer declaraciones falsas y tergiversaciones a Gemini, los inversores y el público en general sobre la salud financiera de Genesis.

Genesis actuó como socio principal del servicio Earn de Gemini, que permitía a los usuarios ganar hasta un 8% de interés por sus criptomonedas. En noviembre de 2022, sin embargo, Gemini Earn cerró los retiros después de que Genesis anunciara lo mismo.

DCG, Three Arrows Capital y el presunto fraude contable

La declaración también alegó que DCG "esperaba ganar tiempo para salir del agujero que había creado" al absorber pérdidas masivas como resultado de su exposición al difunto fondo de cobertura Three Arrows Capital.

AD

La exhaustiva carta de Winklevoss acusaba a Genesis de prestar fondos imprudentemente a 3AC, ya que el fondo de cobertura estaba utilizando el dinero para una operación "kamikaze", en la que 3AC intercambió Bitcoin por acciones del producto fiduciario Bitcoin de Grayscale (GBTC).

Winklevoss afirma que Silbert permitió que estas transacciones continuaran ya que impediría que las acciones GBTC se vendieran en el mercado, protegiendo así el precio de las mismas.

Además, Winklevoss alegó que DCG no informó de estos swaps como "operaciones de derivados de riesgo", sino como préstamos garantizados, representando el balance de DCG como más saludable de lo que realmente era.

Además, Winklevoss dijo que las afirmaciones hechas por DCG a principios de julio de haber inyectado 1.200 millones de dólares en Genesis eran incorrectas y que DCG no había dado a Genesis "ni un céntimo" de financiación real.

Winklevoss continuó afirmando que el pagaré a 10 años que DCG firmó era "un completo truco" que no hizo nada para mejorar la posición de liquidez o solvencia de Genesis.

El CEO de Gemini alegó entonces que DCG había cometido fraude contable, al declarar el citado pagaré como un "activo circulante", que generalmente se define como un activo que puede intercambiarse por su valor actual en el plazo de un año. El Gemini dijo que DCG malinterpretó esta definición por "muchísimo".

DCG no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de Decrypt.

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.