Tips

  • NVIDIA fabrica tarjetas gráficas.
  • Afirma que su línea de productos GeForce es para videojuegos, no para la minería de criptomonedas.

NVIDIA, el mayor fabricante de chips informáticos de Estados Unidos por capitalización de mercado, está tomando partido en una batalla de mineros de Ethereum contra jugadores de videojuegos.

Lo siento, mineros.

NVIDIA ha comunicado hoy que está reduciendo la potencia de hash de tres unidades de procesamiento gráfico (GPU) utilizadas tanto en videojuegos como en equipos de minería: sus tarjetas gráficas GeForce RTX 3080, RTX 3070 y RTX 3060 Ti.

"Como las GPUs de NVIDIA son programables, los usuarios descubren regularmente nuevas aplicaciones para ellas, desde simulación meteorológica y secuenciación genética hasta aprendizaje profundo y robótica", se lee en la publicación del blog de NVIDIA de hoy. "La minería de criptomonedas es una de ellas".

Pero, reiteró que las nuevas tarjetas serían "menos deseables para los mineros" y que "GeForce está hecha para los juegos".

Debido a una combinación de interrupciones en la cadena de suministro provocadas por el coronavirus y a las rachas de juego alimentadas por la cuarentena, hay una escasez mundial de tarjetas gráficas. Esto es un problema para los entusiastas de los videojuegos y los mineros de criptomonedas, que dependen de las tarjetas para optimizar sus equipos.

Para los jugadores serios, las mejores GPU hacen que el juego sea más fluido y mejor. Los mineros, por su parte, confían en la rapidez de las GPU para resolver los rompecabezas algorítmicos más rápido que sus competidores. Cuando lo hacen, ganan el derecho a crear nuevos bloques en la cadena, y a cambio reciben comisiones por transacciones y ETH recién forjado. (Debido a las diferencias en la programación de la cadena de bloques, los mineros de Bitcoin, por el contrario, dependen de los ASIC, o "circuitos integrados de aplicación específica").

De hecho, los mineros son una de las razones de la escasez. Siguiendo la trayectoria de otras criptomonedas, Ethereum ha aumentado su precio en más de un 1.500% en los últimos 12 meses, lo que ha hecho más rentable la minería y ha reducido aún más la disponibilidad de tarjetas.

Los precios de las GPU han subido como era de esperar. Las GPU que normalmente se venden a $400 se están vendiendo a $1,200. La RTX 3080, que tiene un precio de venta al público de alrededor de $880 dólares, se está vendiendo por $3.600 dólares, según TechRadar.

NVIDIA ha intentado tenerlo todo, creando líneas de productos separadas.

En febrero, el fabricante de GPUs lanzó la NVIDIA CMP (procesador de minería de criptomonedas), una tarjeta gráfica que en realidad no manejaba gráficos. Eliminaba las salidas de pantalla para aumentar el flujo de aire, lo que es estupendo para la minería, pero inviable para los juegos.

En abril reintrodujo una función que reducía la tasa de hash de sus tarjetas GeForce RTX 3060, haciéndolas menos deseables para los mineros. El anuncio de hoy refuerza esas restricciones aplicándolas a otros productos GeForce que saldrán a la venta en mayo. NVIDIA denomina a las nuevas tarjetas LHR, siglas de Lite Hash Rate.

El movimiento puede ser inteligente para NVIDIA desde el punto de vista comercial. Aunque los mineros GeForce también pueden ser utilizados para obtener ganancias minando Ethereum Classic, la demanda de minería de ETH se reducirá y, en última instancia, cesará a estas alturas del año que viene, ya que la red de blockchain se aleja de la minería y se acerca a un sistema de prueba de participación. En este sistema, los usuarios aseguran la red bloqueando los tokens que poseen.

Cuando llegue ese cambio, el hardware será mucho menos importante para la blockchain. Pero por ahora, sin embargo, la batalla continúa.