Tips

  • Se han perdido millones de dólares en Bitcoin debido a contraseñas y frases clave olvidadas.
  • Los servicios de recuperación de wallets intentan ayudar a reunir a las personas con sus criptomonedas perdidas.

Richard Palmer (nombre ficticio) tiene —¿tenía?— alrededor de 20 Bitcoin, que a partir de la carrera alcista de este año lo harían millonario, de no ser por la contraseña super segura que ideó. Tan segura que ni él mismo la recuerda.

"A principios de la década de 2010, yo era uno de esos frikis emocionados por comprar una rebanada de pizza con Bitcoin", dijo a Decrypt. "Incluso conseguí mi primer Bitcoin con ese propósito—excepto que, para cuando una pizzería de mi ciudad empezó a aceptar Bitcoin, ya había olvidado la maldita contraseña".

Como el precio de Bitcoin va y viene, sus sentimientos son ambivalentes—especialmente cuando la criptomoneda alcanza un nuevo máximo histórico. Pero no es el único en su situación: hay muchos usuarios que poseen Bitcoin que han bloqueado sus wallet, sin poder acceder a sus fondos mientras su valor se dispara.

AD

De hecho, ha surgido toda una industria de especialistas en la recuperación de contraseñas de wallets para satisfacer esa evidente necesidad, en muchos casos fundada por personas que han perdido una contraseña de criptomoneda y han convertido su dolorosa experiencia en una profesión de pleno derecho.

Como Decrypt descubrió en conversaciones con especialistas en contraseñas de wallets de Bitcoin y otras criptomonedas y de acuerdo con los expertos, la tarea es un esfuerzo tanto psicológico como técnico.

Introspección forense

Danny Thomas, un repartidor de comida estadounidense de 37 años, es uno de los primeros inversionistas en Dogecoin. Operó en el r/dogemarket de Reddit en 2013—la principal plataforma de intercambio de Dogecoin en ese momento. A principios de 2014, sus esfuerzos dedicados a la campaña de patrocinio de Dogecoin NASCAR llevaron su saldo de criptomonedas a 300.000 DOGE, que hoy valen más de $16.000 dólares.

Al mismo tiempo, los rumores de malware para robo de criptomonedas empezaron a extenderse por Internet; r/dogemarket hizo sonar las alarmas y Thomas tomó las precauciones necesarias.

"Configuré mi contraseña con algo que sabía que nunca olvidaría", dijo a Decrypt, "lo que técnicamente no hice: nunca olvidé el contexto de la contraseña, pero nunca conseguí acertar con el formato exacto".

AD

"La mayoría de la gente suele tener una corazonada de cuál podría ser su contraseña, pero no puede dar con ella", dijo a Decrypt Niels Zondervan, fundador de Wallet Recovery NL.

Zondervan pide a sus clientes que intenten recrear el entorno en el que establecieron la contraseña por primera vez, para poder reducir el abanico de posibilidades. "Al crear una contraseña, los humanos casi siempre utilizan pistas de su entorno", explica. Puede ser un personaje de un programa de televisión o un código postal.

La recuperación de wallets puede parecer a veces una cita rápida unilateral. "Intentamos hacer tantas preguntas como sea posible para crear una imagen mental del mundo de esa persona", explicó Robert Rhodin, CEO de la empresa de recuperación de wallets KeychainX.

Para su disgusto, Palmer no puede participar en ese juego psicológico. Él—a diferencia de Thomas—no tiene un marco de referencia ("no, no es algo como p1zza", dijo); su contraseña existe en un vacío contextual.

"Era una cadena de caracteres totalmente aleatoria que sabía que no se podía piratear, algo así como VBhfnyhjfLBw79", dijo Palmer. Lo anotó en un papel que perdió.

"Cuanto más meticuloso seas con la seguridad, más difícil será para mí ayudar", dijo a Decrypt Dave Bitcoin (como se le conoce profesionalmente), fundador de Wallet Recovery Services. "Si un cliente sugiere un amplio abanico de posibilidades aparentemente aleatorias, las posibilidades van a ser mucho menores", dijo, dando una estimación de la tasa de éxito modesta y sin embargo inequívocamente honesta de alrededor del 35%.

"Pero mi tasa de éxito sigue mejorando a medida que mi sistema evoluciona para ser más rápido y más inteligente en cuanto a las contraseñas que comprueba", dijo.

AD

Es también esta creencia compartida en el progreso técnico lo que mantiene a Palmer (que no es cliente de David) optimista sobre sus futuras riquezas.

Recuperar una contraseña de una wallet de Bitcoin requiere Confianza

La primera ética de la criptomoneda que dio origen a los wallet no custodiados—en los que no se confía en un banco o en un tercero con las claves de la wallet—también socavó la confianza necesaria para buscar la ayuda de otros.

"El sentimiento general en ese momento era que nunca debías dar tu wallet o tus claves privadas a nadie, ya que no se podía confiar en nadie", explicó David Bitcoin.

Para ganarse el negocio de una clientela objetivo que está casi programada para desconfiar, los especialistas en recuperación de wallet tuvieron que probarse a ellos mismos primero.

En algunos casos, eso supuso encuentros en persona—algo poco habitual en una comunidad que, por lo demás, es exclusivamente online. "Un hombre africano voló para conocernos en persona", dijo Rhodin. Después de cenar con ellos, les entregó una nota "con decenas de contraseñas diferentes que contenían una enorme lista de miembros de la familia". Había olvidado la vigésima quinta palabra de una frase de contraseña en su Trezor hardware wallet. La contraseña acababa siendo, efectivamente, el nombre de un miembro de la familia—pero con mayúsculas irregulares.

Sin embargo, no son solo los clientes quienes necesitan confiar.

"Después de cada subida de precios", dijo Zondervan a Decrypt, "hay una multitud de personas que preguntan por mis servicios". La mayoría de esas consultas—alrededor del 60%—provienen de "tipos sospechosos de la web oscura" que robaron una wallet o compraron una wallet robada, esperando dejar el trabajo sucio a los especialistas en recuperación, explicó.

Zondervan, al igual que otros en el negocio, ha desarrollado un ojo para los clientes genuinos. "Algunos clientes están ansiosos y quieren resultados inmediatos, mientras que otros son más pacientes y comprenden que no es una tarea rápida", dijo, "la reacción psicológica difiere, pero siempre hay algo que se siente real en ellos". Según su experiencia, la reacción psicológica varía en función de la formación y la aptitud técnica, no de la cantidad de dinero que contenga la cartera.

AD

Si todo lo demás falla

No es la cantidad que contiene la cartera—de la que se llevan una comisión, a menudo alrededor del 10%—lo que motiva necesariamente a los especialistas en recuperación de wallets. "Hay mucha gente que ha invertido los ahorros de toda su vida en criptomonedas", dice David Bitcoin, "y en algunas partes del mundo esto puede ser solo $500 dólares".

David Bitcoin trabajó una vez con un cliente indio que no tenía mucho en su wallet, comparado con otros usuarios. "Pero abrir su wallet le permitió ver a su hija porque ahora podía pagar la pensión alimenticia".

El precio del fracaso

A pesar de los esfuerzos de los especialistas en recuperación —tanto psicológicos como técnicos— algunas wallets seguirán selladas.

El mes pasado, Rhodin tuvo que lidiar con varios clientes que introdujeron tres veces un PIN erróneo en un wallet físico de Ledger que se autodestruyó. Sus Bitcoin han pasado al creciente depósito de $3,7 millones de Bitcoin —alrededor del 20% de la oferta actual de Bitcoin—que podrían perderse para siempre, según las estimaciones más recientes.

Pero el mayor impacto cuando alguien pierde el acceso a su Bitcoin no es necesariamente la riqueza material; es algo más intangible. Prudy Gourguechon, una psicoanalista que escribe para Forbes sobre la psicología del dinero, dijo a Decrypt que aunque en realidad no han perdido nada más allá de su inversión inicial, "lo que han perdido es una fantasía—lo maravillosa que sería la vida si tuvieran acceso a esas riquezas de Bitcoin."

"Una vez tuve un cliente que, por primera vez en su vida, experimentó ir en metro—en lugar de ir con chófer", dijo. "Esa persona es un ejemplo de alguien que perdió una gran riqueza, pasando de ser ultra rico a la clase media".

Para ayudar a poner el asunto en perspectiva, propuso una especie de "prueba de cambio de clase": "¿Existe realmente un cambio de clase para los que perdieron las contraseñas de Bitcoin? Seguirán viviendo la misma vida".

Sugirió un terapeuta a un cliente que sigue luchando contra la pérdida de su fantasía después de un mes.

AD

Pero Thomas admitió que tenía en mente otro método de último recurso, es decir, si no hubiera recibido las buenas noticias de Rhodin hace dos semanas.

"Si el servicio de recuperación de wallet no hubiera funcionado y Dogecoin siguiera subiendo", dijo, "habría buscado un hipnotizador para que me desbloqueara la memoria reprimida".

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.