El CEO de MicroStrategy, Michael Saylor, ha felicitado al CEO de Tesla, Elon Musk, por la inversión de 1.500 millones de dólares de la firma de vehículos eléctricos en Bitcoin.

"Felicidades y gracias a @elonmusk y @Tesla por añadir #Bitcoin a su balance. El mundo entero se beneficiará de este liderazgo", tuiteó recientemente.

La noticia de la compra de Bitcoin por parte de Tesla corrió como la pólvora, impulsando el precio de Bitcoin a un nuevo máximo histórico por encima de los 43.000 dólares.

La compra de Bitcoin por 2.500 millones de dólares de MicroStrategy

Saylor ha supervisado un agresivo programa de compras de Bitcoin por parte de MicroStrategy, con la compañía de software comprando unos 2.500 millones de dólares de la criptodivisa durante el pasado año.

A principios de este mes, Saylor explicó que la empresa había buscado nuevos almacenes de valor en los que invertir, como resultado de la agresiva expansión monetaria provocada por la pandemia de coronavirus. "Los rendimientos del oro no parecían tan convincentes como los del Bitcoin", dijo Saylor.

El "favor de 100.000 millones de dólares" de Saylor a Musk

En diciembre de 2020, Saylor tuiteó a Musk que "si quieres hacer un favor de 100.000 millones de dólares a tus accionistas, convierte el balance de $TSLA de USD a #BTC". Ese consejo causó una euforia que culminó en una subida de los precios de Bitcoin.

Por su parte, Musk preguntó "¿esas grandes transacciones [son] siquiera posibles?", tras lo cual Saylor se ofreció a "compartir su libro de jugadas con él fuera de línea."

El CEO de MicroStrategy tiene la intención de atraer a otras empresas al redil de Bitcoin; la semana pasada, la firma organizó la conferencia "World.Now", en la que ofreció una serie de sesiones de "Bitcoin para empresas" dirigidas a inversores institucionales interesados.

En un discurso de apertura en el evento, Saylor dijo que esperaba una "avalancha de empresas" que siguieran su ejemplo y convirtieran sus balances en Bitcoin, como un "escaso activo digital de refugio".

Al aconsejar Saylor a Musk que "otras empresas del S&P 500 seguirían su ejemplo", puede haber puesto la primera piedra en movimiento.