Ethereum no se quedará atrás en la carrera alcista que se ha apoderado del mercado de criptomonedas. Los traders hoy en día continúan empujando el precio hacia arriba, llevando el ETH por encima de 1.215 dólares por moneda.

Es la segunda vela alcista de ETH por encima de los $1200 desde su máximo histórico de alrededor de 1.400 dólares. La única vez que Ethereum cerró por encima de este umbral con una vela diaria alcista fue el 27 de enero de 2018. En ese momento, una corrección fallida de los precios inició entonces una de las peores caídas de precios en la historia del mercado de criptomonedas.

Pero no es lo mismo 2017 que 2021. Los comerciantes e inversores optimistas han sido abrumados por el impulso positivo de Bitcoin, y como resultado han mantenido la criptodivisa en una tendencia alcista desde principios de 2020.

Precio de Ethereum desde 2020. Imagen: Tradingview

El comienzo del nuevo año, sin embargo, ha visto también un auge para el altcoin más importante del mercado en términos de rendimiento de los precios. El performance de Ethereum ha sido exponencial: pasó de 737 dólares por moneda a su precio actual en menos de una semana. No está mal para un montón de "Degenerados de las DeFi".

Los indicadores técnicos muestran que todavía hay mucho espacio para crecer, aunque el índice de fuerza relativa (RSI) está en niveles peligrosamente altos. Un RSI alto indica que los comerciantes se apresuran a comprar la criptomoneda. Eso podría significar que eventualmente querrán venderla, por lo que se podría esperar una caída del precio.

Y eso podría explicar por qué algunos traders son cautelosos; los comerciantes de futuros, por ejemplo, no están seguros de qué hacer.

Más allá de los gráficos, hay otros signos de un creciente optimismo por Ethereum. El oportuno lanzamiento de Ethereum 2.0 da confianza en el trabajo de los desarrolladores, y en la posibilidad de crecimiento para todo el ecosistema. Este hito es comparable en influencia al del halving de Bitcoin (un acontecimiento que se produce una vez cada cuatro años y que reduce la tasa de inflación de la moneda) en términos de las expectativas del mercado.

De la misma manera, los desarrollos de finanzas descentralizadas, o DeFi, de mano de un conjunto de servicios financieros no custodiados y de peer to peer, así como el respaldo de los reguladores federales de EE.UU en relación con las stablecoins, pueden seguir ayudando a argumentar a favor de Ethereum como una buena alternativa a Bitcoin desde el punto de vista de las inversiones institucionales.

En términos de sentimiento del mercado, Ethereum lo está haciendo mejor que nunca. El interés en el activo está en su punto más alto, como lo demuestran las tendencias de búsqueda de Google.

Disclaimer

Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor son sólo para fines informativos y no constituyen asesoramiento financiero, de inversión o de otro tipo.