Tips

  • La edición de esta semana de The Economist lleva un anuncio de media página para el controvertido proyecto de criptomoneda HEX.
  • El fundador afirma que aumentará su valor en el futuro, una señal de que el proyecto debería haber sido registrado como un valor.
  • El proyecto se basa en una estructura de referencia que recompensa a los primeros inversores, otra señal preocupante.

The Economist ha compartido una publicidad del controvertido proyecto HEX, que ha sido ampliamente ridiculizado por muchos en la industria de las criptomonedas como valor no registrado y como un posible esquema piramidal.

El anuncio de media página de The Economist, que afirma que el precio del token HEX subió 11.500% en 129 días, fue publicado en la edición impresa de esta semana para Estados Unidos, por Brad Michelson, gerente de marketing de EE.UU. de la plataforma de interacambio de criptomonedas eToro.

Otros publicaron posteriormente imágenes de anuncios HEX vistos en autobuses y taxis negros de Londres, e incluso en un partido de fútbol de la Premier League inglesa.

El odio hacia HEX

HEX ha sido recibido con sospecha por muchos en la comunidad cripto, que creen que es sólo un plan de enriquecimiento rápido para el fundador Richard Heart, por una variedad de razones.

HEX está diseñado para recompensar a los que adquieren tokens desde el principio, a los que invierten más tiempo y a los que recomiendan la plataforma a otros. Esta estructura ha llevado a argumentaciones de que es poco más que un esquema piramidal.

La distribución del token, como un airdrop a los titulares de Bitcoin, creó una base de usuarios instantánea de millones, y HEX se vende como una cuenta de alto interés en la que los usuarios deben renunciar a la propiedad de sus fondos.

Pero las afirmaciones de Heart de que HEX aumentará su valor más rápido que cualquier otro token de la historia son quizás la razón principal por la que muchos son escépticos. Una afirmación similar fue presentada por Carlos Matos de Bitconnect, otra inversión de criptomoneda de alto rendimiento y prometedora que vio un colapso espectacular.

La exasperación de The Economist

La decisión de The Economist de publicar el anuncio de HEX fue recibida con disgusto por Mati Greenspan, fundador de la empresa de análisis Quantum Economics, quien dijo que cancelaría su suscripción a la publicación. El popular trader de criptmonedas Scott Melker también se mostró incrédulo.

Para eliminar cualquier duda, Nic Carter, cofundador de la empresa de datos Coin Metrics, publicó una imagen de su propia copia de The Economist, confirmando que el anuncio no fue photoshopeado. Sin embargo, no aparece en la edición del Reino Unido.

Pero los fanáticos de HEX no desperdiciaron la oportunidad de entrar en el debate, y elogiaron el proyecto. Destacaron que HEX se había sometido a tres auditorías, lo que según ellos proporciona cierta credibilidad.

HEX tiene ahora una capitalización de mercado de más de 1.000 millones de dólares, un aumento de 500 millones de dólares en dos meses.

HEX ha subido casi un 20% este mes. Imagen: TradingView

HEX continúa cotizando en más plataformas de intercambio de criptomonedas, pero no sin algún retroceso. A finales del año pasado, el ex-director general de Bitcoin.com, Stefan Rust, se vio obligado a defender su decisión de permitir el trading de HEX.

La masiva campaña publicitaria del proyecto está obviamente diseñada para comprar credibilidad, así como a los inversores.

Con publicaciones de renombre como The Economist ahora a bordo, DYOR - o "hacer su propia investigación" - es más vital que nunca.