Tips

  • Los volúmenes de comercio de tokens de oro y productos similares se han multiplicado en medio de la subida del oro a un máximo histórico.
  • La demanda de oro se produce en un contexto de inestabilidad económica.
  • Bitcoin también ha visto aumentar su precio en la última semana.

El precio del oro ha alcanzado un nuevo máximo histórico de 1.954 dólares la onza troy hoy, y los volúmenes de fictokens respaldados en oro ha aumentado vertiginosamente.

En el último mes, el PMGT, un token emitido por la compañía de digitalización de productos básicos, Infinigold, y respaldado por lingotes de oro en la Casa de la Moneda de Perth, ha sido testigo de un volumen casi cuadruplicado.

"El volumen promedio semanal hoy es casi cuatro veces más alto que el del 1 de julio, un 370% más alto para ser precisos", dijo Jon Deane, CEO de Infinigold, a Decrypt.

Otros tokens están funcionando de manera similar. Paxos Gold ha duplicado su volumen en el mismo período de tiempo, mientras que Digix Gold Token y la ficha de oro de Tether, también han presenciando grandes aumentos de volumen.

El CEO de la plataforma de inversión digital Uphold, JP Thieriot, sugirió que la demanda de oro es probablemente el resultado de un aumento en la política monetaria no convencional.

"Los mercados financieros han sido bombardeados con trillones de dólares en efectivo, y aunque esto ha evitado que los mercados de valores, si no la economía en general, implosionen completamente", "no está exento de sus (muy predecibles) consecuencias", dijo Thieriot.

"El oro acaba de despertar a su dormido hermano pequeño, Bitcoin, ya que es hora de que salgan a bailar y a retozar por el paisaje", añadió.

Mientras que los Estados Unidos han anunciado un nuevo estímulo económico y el precio del dólar estadounidense ha disminuido, los precios del oro y de Bitcoin han aumentado. El oro ha subido un 11% en julio, mientras que Bitcoin se ha disparado un 20%.

El proponente de Bitcoin Anthony Pompliano y el inversionista pro oro Peter Schiff participaron en un debate ayer, cada uno argumentando que su activo elegido era la respuesta a la creciente incertidumbre financiera mundial. Lo único en lo que estuvieron de acuerdo fue en que el dólar americano está cayendo potencialmente en un abismo.

Pero, ¿quien llenará el abismo? ¿será el oro o el Bitcoin?