¿Cómo harán los hackers de Twitter para cobrar los Bitcoin que estafaron a los usuarios tras el épico hack del miércoles? Pasaron las monedas por mezcladores de Bitcoin para ofuscar su rastro, según la firma de rastreo de criptomonedas Elliptic.

La compañía de análisis de blockchain publicó hoy un informe que afirma haber descubierto pruebas de que los hackers de Twitter han enviado una parte del Bitcoin que robaron a una dirección presuntamente vinculada a una cartera Wasabi. Wasabi es un servicio de mezcla de Bitcoin que utiliza la técnica de privacidad de CoinJoin para ocultar los rastros de las transacciones en la blockchain pseudónima de Bitcoin.

Según Elliptic, esas técnicas "dificultan a los investigadores de las fuerzas del orden o a las instituciones financieras el rastreo de fondos en la cadena de bloques", aunque no son ilegales.

La empresa de rastreo dijo que cree que los hackers de Twitter han puesto hasta ahora 2,89 Bitcoin, aproximadamente el 22% de los 120.000 dólares de BTC robados, a través del mezclador de Bitcoin.

"El uso de este tipo de billetera por parte de los que blanquean las ganancias del hacker de Twitter no es sorprendente", dijo Elliptic en su informe. "Una de las técnicas más comunes utilizadas por las fuerzas del orden para identificar a los autores de este tipo de ataque es seguir el rastro del dinero hasta el punto de sacar el dinero".

Los autores del informe señalaron que la mayoría de las plataformas de intercambio de criptomonedas utilizan controles KYC para identificar a sus clientes. Es este tipo de información identificable la que puede ser utilizada por las fuerzas de seguridad para vincular el crimen con la identidad real de los hackers. Pero usar una cartera Wasabi u otro servicio de este tipo lo hace más difícil, dijo la firma.

La plataforma Coinbase anunció que tomó medidas para bloquear las transacciones asociadas con el hacking de Twitter. La firma está entre los clientes de Elliptic.

Mientras tanto, según una historia del New York Times del viernes por la tarde, el hack parece haber sido el trabajo de un grupo de al menos cuatro, jóvenes —y no un "estado-nación o un sofisticado grupo de hackers". En su entrevista con los hackers, el Times se enteró de que un hacker vive en la costa oeste de EE.UU. y tiene 20 años, mientras que otro dijo que tenía 19 años y vive en el sur de Inglaterra.

Los hackers le dijeron al Times, como le dijeron antes a VICE, que el hack fue orquestado por un individuo (bajo el nick de Discord "Kirk") que decía trabajar en Twitter.