Tips

  • Una actualización de la página web de ISIS muestra que el grupo terrorista ya no acepta donaciones de Bitcoin.
  • En su lugar, ISIS ahora aceptará la moneda de privacidad Monero.
  • Las transacciones de Bitcoin son más fáciles de rastrear que las de Monero.

Sólo los terroristas usan Bitcoin, gritan los más firmes detractores. Bueno, no el ISIS... ya no.

El infame grupo terrorista ha dejado de lado a Bitcoin en favor de su primo "centrado en la privacidad", Monero. Según la empresa israelí de análisis de blockchain Whitestream, el sindicato ha actualizado uno de sus sitios web de direcciones de en la deep web para indicar que ahora aceptará exclusivamente a Monero para las donaciones. (Whitesteam es la misma firma que dijo al New York Times el año pasado que los grupos terroristas estaban recurriendo cada vez más al uso de criptomonedas para su financiación).

ISIS y otros grupos terroristas han aceptado donaciones de Bitcoin desde al menos 2014. Pero estas opciones de recaudación de fondos han sido últimamente objeto de un mayor escrutinio por parte de los gobiernos y las fuerzas de seguridad ya que, con el tiempo, la popularidad de Bitcoin ha aumentado y el software de análisis de cadenas de bloque ha facilitado el seguimiento de los fondos en la blockchain pública de Bitcoin.

Esta es presumiblemente la razón del cambio a Monero, una llamada moneda de privacidad que se supone que es más anónima que el seudónimo Bitcoin. A diferencia de Bitcoin, cuyas direcciones son públicas en la blockchain para que cualquiera pueda verlas, las transacciones de Monero son "ciegas", lo que significa que sólo el remitente y el receptor saben la cantidad total que se ha tramitado. Los monederos de Monero también pueden generar direcciones sigilosas que ocultan la propiedad de los fondos.

Incluso mientras ISIS se aleja de Bitcoin, las donaciones en criptomonedas son una fuente de ingresos cada vez menor para los grupos terroristas. A pesar de las salvajes afirmaciones hechas por el Proyecto Contra el Extremismo acerca de que ISIS tiene un "cofre de guerra" multimillonario en Bitcoin, la compañía de análisis de cadenas de bloques Chainalysis dice que la cifra es en realidad mucho, mucho más pequeña. El mes pasado, publicó un informe en el que se decía que ISIS probablemente tiene menos de 100.000 dólares en Bitcoin (y que otras células terroristas están en un rango similar).

Esto puede deberse en parte a que sería difícil para ISIS mover o "sacar dinero" de su escondite en Bitcoin si fuera demasiado grande. Pero Monero podría no resolver este problema tampoco.

Si ISIS está usando los llamados clientes "ligeros" (carteras que no requieren una copia de todo el historial de la blockchain para funcionar), entonces podría comprometer su privacidad usando la moneda de todos modos. Esto se debe a que estaría confiando ciertos datos a quien sea que esté alojando el nodo completo que su billetera usa para interactuar con la red Monero.

Quienquiera que dirija este nodo podría filtrar información que podría comprometer a sus usuarios. Además, los desarrolladores de aplicaciones para los clientes de Monero light en las tiendas de aplicaciones también podrían filtrar información sobre quién descargó su software, otra forma de comprometer la privacidad del usuario. Y, finalmente, incluso si ISIS estuviera usando Monero perfectamente, podría rastrear sus direcciones de Monero hasta una dirección IP si es el único usuario de Monero en, digamos, un radio de 50-100 millas.

Al igual que Bitcoin, Monero no está libre de la vigilancia, y si no se utiliza correctamente -como con cualquier tecnología de "preservación de la privacidad" como VPNs y Tor para la navegación web o CoinJoins para la mezcla de Bitcoin- entonces no funcionará como se pretende.