El Banco Central de Corea del Sur ha creado un grupo de asesoramiento jurídico para estudiar la forma de implantar su criptomoneda nacional, conocida técnicamente como moneda digital de banco central, o CBDC.

El panel del Banco de Corea está compuesto por profesores de derecho expertos en critpomonedas y abogados de alto nivel en el ramo de las fintech, informó hoy The Korea Times.

Según se informa, el panel discutirá los obstáculos reglamentarios hasta por lo menos mayo del próximo año, y el banco quiere desarrollar el CBDC en poco menos de dos años; quiere terminar una prueba piloto antes de finales de 2021.

Los planes para el propio CBDC de Corea comenzaron en febrero, cuando comenzó un equipo para investigar las monedas digitales. En marzo, estableció un plan para crear el CBDC en un plazo de 22 meses.

El gobierno de Corea ha apoyado durante mucho tiempo la industria de las criptomonedas. En enero, una comisión de la Oficina Presidencial del país aconsejó que Bitcoin cotizara en la Bolsa de Corea.

Las autoridades financieras de Corea también están trabajando con las compañías de criptomonedas locales para asegurar que cumplan con la nueva regulación financiera.

Corea va en serio con su criptomoneda

En su ambición por un CBDC, Corea sigue los pasos de muchos de los bancos centrales del mundo. El Banco Central Europeo, el Riksbank de Suecia y el Banco de Inglaterra, por ejemplo, están entre el 80% de los bancos mundiales que investigan las monedas digitales controladas por el Estado.

Según un informe del Banco de Pagos Internacionales de enero, los bancos que representan el 20% de la población mundial dijeron que es probable que emitan un CDBC en los próximos años.

En la sombra de las iniciativas de Corea se encuentra la iniciativa China, que actualmente está probando su propio CBDC, llamado DCEP. Se trata de un yuan digital basado en una blockchain controlada por el banco central del país.

Pocos CBDC dependen exclusivamente de la cadena de bloques, y casi ninguno utiliza un libro de contabilidad descentralizado. El Banco de Corea tampoco ha dado ninguna indicación de que lo hará.