Ayer, una controvertida actualización en cadena de la plataforma Steem se fijó para confiscar 5 millones de dólares a sus propios usuarios. Pero en el último momento, un "héroe anónimo" intervino para salvar el día. Se las arregló para salvar las monedas, transfiriéndolas a la plataforma de intercambio Bittrex.

Sólo que todo fue en vano.

El intercambio se niega a entregar las monedas, y respeta el plan inicial de confiscarlas. Así que, por ahora, es una causa perdida.

El plan para rescatar los 5 millones de dólares en Steem

En diciembre de 2019, el CEO de Tron, Justin Sun, compró la plataforma de blogs de Steemit, y en febrero de 2020, se hizo cargo, de manera controvertida, de la blockchain Steem. Como resultado, la comunidad Steem construyó su propia blockchain, Hive, y en gran parte se trasladó a ella. Pero algunos fondos se quedaron como Steem. Y una actualización (desarrollada a puertas cerradas) fue publicada de repente el martes, lista para salir al aire el miércoles y confiscar 5 millones de dólares de Steem de las cuentas de aquellos que se oponían a la adquisición de Sun. Los testigos de Steem, que dirigen la red, afirmaron que las cuentas representaban una "amenaza directa" a la blockchain.

La actualización fue como se planeó. Después de confiscados, los fondos fueron enviados a una wallet. Pero la persona que operaba la wallet envió los fondos, por valor de unos 5 millones de dólares en ese momento, a Bittrex. Las monedas no se enviaron a la cartera de una persona específica, sino a la wallet principal de la plataforma, lo que significa que el héroe nunca tuvo la intención de quedarse con ninguna de las monedas.

También dejaron una nota para Sun en la blockchain, que decía (en coreano), "Robar es malo".

El héroe anónimo dijo que los fondos deberían ir a sus dueños originales. Imagen: Steemd.com

En este punto, las víctimas del ataque vieron un rayo de esperanza. Dan Hensley, que tiene cerca de un millón de dólares en juego en el asunto, le dijo a Decrypt: "Si lo enviaran a Poloniex eso sería diferente. Pero Bittrex es otra bestia. No se doblegarán ante Justin". Para el contexto, Sun es dueño de la platforma de intercambio de criptomonedas Poloniex.

"Un héroe anónimo. Decía 'Robar es malo' a Justin Sun. Así que era un doble agente que ayudaba a los buenos, que es anónimo en este momento", añadió Hensley.

Las víctimas iniciaron conversaciones con Bittrex para iniciar el proceso de recuperar sus fondos.

Sin embargo, el 21 de mayo, Bittrex inició otro giro importante en la trama. En un post oficial titulado "Respuesta a la situación de Steemit", Bittrex dio la clara impresión de que no iban a devolver las monedas a los poseedores originales.

El cofundador de Bittrex, Richie Lai, dijo: "Aunque estoy entre los frustrados por el resultado, mis sentimientos personales no importan".

Lai añadió: "El hecho es que sólo interpretamos los datos de la cadena de bloques, y en este caso, el consenso de la cadena de bloques, independientemente de cómo se haya llegado a él, acordó que los fondos de esas 64 cuentas se trasladaran a la cuenta "comunidad321"".

El argumento es que, aunque la comunidad sintió que era injusto que los testigos de Steem se apoderaran de las monedas, técnicamente los testigos tienen el control de la blockchain y pueden decidir lo que sucede.

Así que a menos que Bittrex cambie de opinión, los dueños de Steem nunca recuperarán sus fondos.