Tips

  • Los inversores de XRP han tenido un mal 2020 hasta ahora.
  • El precio de XRP no ha podido recuperarse de la caida que inicio en 2019
  • A pesar de las perspectivas a corto plazo, puede haber razones para el optimismo a largo plazo.

El 2019 fue un año olvidable para el XRP de Ripple. Pero, desafortunadamente, el 2020 siguió la tendencia, según un nuevo informe de la firma de análisis criptográfico Messari.

De origen cuestionable, el XRP fue la criptomoneda de peor rendimiento en las 25 principales monedas por capitalización de mercado en el primer trimestre del año, informó Messari. La moneda actualmente se enfrenta a mínimos históricos de 0,18 dólares por token.

Hay una serie de posibles razones, tanto internas como externas, que podrían haber afectado negativamente el rendimiento de XRP este año hasta ahora.

A nivel del mercado, el pánico por las consecuencias de la pandemia de coronavirus desempeñó un papel clave en la formación del sentimiento bajista entre los inversores. Sin embargo, más allá del virus, las acciones dentro de Ripple (la empresa) también pueden haber contribuido a este deslizamiento.

"A principios de año, el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, reveló que Ripple no sería rentable ni tendría un flujo de caja positivo si no vendiera XRP, lo que indica que sus ventas de XRP estaban ayudando a financiar el negocio", señaló Messari.

Las ventas de Rippe de XRP han sido un tema explosivo dentro de la industria de las criptomonedas. Por un lado, Ripple siempre ha sido claro y transparente al revelar sus ventas, declarando públicamente que a la compañía no le importa mucho el precio del XRP, y que no tiene intención de poner fin a esta práctica. Por otro lado, los titulares de XRP —los afectados por estas ventas masivas— han sido muy activos en las redes sociales al momento de expresar su descontento.

Messari también señaló que la incertidumbre sobre la naturaleza del XRP podría estar desempeñando un papel importante en el desencadenamiento de un panorama pesimista entre los inversores. Ripple se enfrenta actualmente a una demanda colectiva en la que se alega que el XRP se vendió ilegalmente como un valor no registrado en virtud de la legislación federal de los Estados Unidos. Hasta que se resuelva la demanda, la cuestión de si el XRP es un valor seguirá persistiendo y sembrando dudas.

Pero mientras que el futuro inmediato puede parecer sombrío para el ejército de XRP, se han producido algunos acontecimientos positivos que los fans de Ripple deben aplaudir.

La empresa ha forjado recientemente asociaciones estratégicas para ampliar el ecosistema, incluida una expansión de su negocio en el mercado de remesas entre EE.UU. y México, que podría desempeñar un papel importante en la adopción del XRP. Mientras tanto, Bitmex, una empresa de intercambio de criptomonedas con sede en Seychelles, anunció recientemente sus planes de ofrecer sus primeros contratos de intercambio perpetuo de XRP, lo que también podría ayudar a estimular el trading de XRP en el futuro.