Tips

  • Los estafadores de criptomonedas hacen la mayor parte de su dinero con estafas de Ponzi e inversiones.
  • Pero desde que la crisis de COVID-19 se afianzó, han estado sintiendo el dolor.
  • Esto debido a que sus esquemas no se ajustan al precio cambiante del BTC.

Es cierto que el nuevo coronavirus ha abierto nuevas oportunidades para los criptoestafadores. Pero si se trata de dos de los mayores generadores de dinero, los esquemas Ponzi y los planes de inversión, la pandemia está matando su negocio.

La noticia llega a través de un informe publicado por Chainalysis el viernes. Según la firma de análisis de cadenas de bloques, desde principios de marzo, cuando COVID-19 comenzó a arrasar en el mundo occidental, la cantidad promedio semanal recaudada por este tipo de estafas cayó en un 33%, de 4,2 millones de dólares a poco menos de 2,9 millones.

Esas cifras parecen entrar en conflicto con informes anteriores que sugieren que COVID-19 está abriendo la puerta a los estafadores. Si estos delincuentes tienen tantas nuevas oportunidades, ¿por qué están ganando menos dinero?

Según Chainalysis, la respuesta es que la pandemia ha creado principalmente una oportunidad para una subcategoría de estafas a través de correos electrónicosm como las estafas de phishing y chantaje.

En esos esquemas, los estafadores usan la pandemia para crear nuevas historias para tratar de engañar a la gente para que les envíe dinero. Un ejemplo es un estafador que pide a las víctimas que donen criptomonedas para ayudar al CDC a combatir la pandemia. Otro es un estafador que afirma tener la enfermedad y amenaza con propagarla a la familia de la víctima a menos que envíen Bitcoin. Pero aparentemente, la gente no está cayendo en la trampa.

"Es un desarrollo aterrador en un tiempo de crisis, pero las direcciones asociadas con las estafas centradas en Covid-19 que hemos investigado han recibido muy poco dinero, lo que sugiere que estas estratagemas no han tenido mucho éxito todavía", dijeron los investigadores de Chainalysis.

Incluso durante la pandemia, las estafas de criptomonedas más rentables siguen siendo las estafas de inversión y los esquemas Ponzi, y no las versiones de chantaje y phishing del coronavirus. Esas dos subcategorías constituyen la gran mayoría (95%) de todas las estafas de criptomonedas, dijeron los investigadores.

Entonces, ¿por qué han disminuido sus beneficios? Porque los estafadores tienden a pedir la misma cantidad baja y fija (como 0,2 BTC) a las víctimas en todas sus campañas, según el informe. Mientras tanto, el precio de Bitcoin cayó bruscamente el mes pasado. Pasó de 8.500 dólares a principios de marzo a 6.500 dólares a finales de mes, según Coinmarketcap.

"Creemos que los estafadores siguen recibiendo esos mismos pagos de aproximadamente el mismo número de víctimas por mes. Los pagos valen menos ahora debido a la caída de los precios de las criptomonedas", dijo Chainalysis. "La mayoría de estas estafas han recibido el mismo o más valor por día en sus monedas nativas desde que la crisis se intensificó a principios de marzo".

Entonces, ¿por qué culpar al coronavirus? Porque en tiempos inciertos, eso es lo que suelen hacer los inversores. Dejan de invertir en activos volátiles y los ponen en fiat, causando la caída de los precios. Esto demuestra que los estafadores sienten el dolor como todos los demás.