En Resumen

  • La compañía de energía de Nueva York, Greenidge Generation, ha añadido un centro de datos de minería a su sitio de generación de energía.
  • La compañía usará electricidad detrás del medidor para extraer Bitcoin y otras criptodivisas.
  • Greenidge pretende aprovechar la rentabilidad tanto de la criptodivisa como de los mercados energéticos.

Greenidge Generation, una compañía de energía con sede en Dresden, al norte del estado de Nueva York, ha anunciado que ha añadido con éxito un centro de datos de minería a su sitio de generación de energía. El proyecto tiene como objetivo crear un equipo autosuficiente que usará la electricidad generada y no consumida para extraer Bitcoin y otras criptodivisas.

"El sitio actualizado, que representa una inversión de 65 millones de dólares, incluye una operación de minería de criptodivisas totalmente integrada y detrás del medidor [...] para la extracción de las principales monedas digitales como Bitcoin y Bitcoin Cash", dijo la compañía en un comunicado de prensa.

Con este fin, Greenidge dice que contrató un equipo de expertos en criptodivisa y operadores de centrales eléctricas, y se asoció con la comunidad local, los principales fabricantes de hardware y los consorcios mineros. Además, la compañía afirma tener acceso al gas natural más barato de los Estados Unidos gracias a su conexión al sistema de tuberías de Empire.

El coste energético de Bitcoin

La capacidad total reportada de la "planta minera" es de 106 MW. En la actualidad, ya están en funcionamiento unas 7.000 unidades mineras que utilizan más de 14 MW. Cabe destacar que la construcción de la nueva instalación se terminó en menos de cuatro meses.

"Una central eléctrica que genera electricidad detrás del contador para energizar su propia operación minera permite a los inversores aprovechar la rentabilidad no sólo de los mercados de criptomonedas sino también de los mercados de energía", dijo Kevin Zhang, director de estrategias de blockchain en Greenidge Generation.

Como informó Decrypt en septiembre pasado, el empresario estadounidense Rhett Creighton, estimó que se gastan más de 4.000 millones de dólares en electricidad para la minería de Bitcoin cada año. Además, investigadores de la Universidad de Nuevo México encontraron que alrededor de la mitad de todo el valor creado por la minería de Bitcoin en 2018 ctuvo serias implicaciones medioambientales.

Teniendo en cuenta que Greenidge Generation utiliza gas natural como fuente de energía y que, según se informa, "cumple con todas las regulaciones aplicables para un impacto mínimo en el medio ambiente", se podría decir que esta es una buena noticia para todos.