En Resumen

  • La cuarta conferencia anual de CoinAgenda para el Caribe se celebró en San Juan la semana pasada.
  • Inversionistas de las criptomonedas y empresarios como Michael Terpin y Brock Pierce aportaron su visión como habitantes de la isla.
  • Mientras que Puerto Rico se enfrenta a varios desafíos únicos, la industria de las cadenas de bloques sigue siendo optimista en cuanto al potencial de la isla.

SAN JUAN— ¿Está Puerto Rico más cerca de convertirse en el "refugio cripto" que los empresarios de la blockchain prometieron una vez? Los asistentes a la cuarta conferencia anual de CoinAgenda para el Caribe del jueves en San Juan ciertamente piensan que sí.

Una mezcla de entusiastas de las criptomonedas y turistas se reunieron en la isla a finales de la semana pasada para discutir el potencial de Puerto Rico como centro de inversión para la industria blockchain. En su lista de oradores figuraban luminarias de peso pesado que ya han pasado bastante tiempo y dinero en Puerto Rico, como Michael Terpin -fundador y director general de Transform Group, que dirige la conferencia de CoinAgenda- y Brock Pierce, cofundador de la empresa de desarrollo de EOS Block.one.

Entre los incentivos fiscales locales para las criptomonedas, los esfuerzos para la educación en programación centrada en la cadena de bloques, los desarrollos de cripto-bancos y los esfuerzos filantrópicos, la comunidad cripto de Puerto Rico está convencida de que la isla puede ser un faro de innovación para la industria.

Aquí está el porqué:

Según el abogado fiscal puertorriqueño Giovanni Méndez, la isla ofrece incentivos fiscales únicos para los empresarios locales como resultado de la Ley 60 de Puerto Rico.

Durante su charla en el evento, Méndez dijo que esta iniciativa provee el atractivo beneficio de una exención de impuestos a ganancias de capital sobre los activos criptográficos. Los ciudadanos estadounidenses que emigran a la isla durante más de la mitad de los días del año no necesitan renunciar a su ciudadanía para calificar, ya que Puerto Rico es un estado libre asociado de los Estados Unidos.

"Creo que los incentivos fiscales están ayudando al desarrollo económico. Es necesario que haya una regulación adicional para el crecimiento de la industria", dijo Méndez.

Michael Terpin, quien fue uno de los primeros inversionistas de la escena en mudarse a Puerto Rico para participar en el programa de desgravación fiscal de ganancias de capital, expresó de manera similar su optimismo por la isla. Terpin dijo que cree que Puerto Rico puede recobrar el título de la isla de Blockchain, incluso con la creciente competencia de otros países como Malta y Bermudas.

Las empresas de minería de criptomonedas parecen estar de acuerdo. Coinmint, la mayor planta de minería de criptomonedas de Norteamérica, está en la isla: "Coinmint" es una entidad de Puerto Rico y nuestra sede está en Puerto Rico. La alta dirección de la empresa se ha trasladado a la isla", dijo el director financiero Michael Maloney en el evento.

Pero Puerto Rico se enfrenta a algunos desafíos, como explicó el fundador de la primera y más grande firma de capital privado y de capital de riesgo de Puerto Rico, Advent-Morro Equity Partners, Cyril Meduna.

"Las empresas que quieren establecerse en Puerto Rico terminan buscando programadores en otros países ya que hay una falta de talento en el área", dijo Meduna, quien se mudó a la isla hace 20 años desde Chile. "Estamos trabajando en la creación de una escuela de programación completa que ayudará a construir el talento humano y disminuirá la dependencia de los incentivos fiscales".

Más allá de la falta de talento local, uno de los mayores obstáculos que ha impedido el crecimiento de la industria blockchain local en Puerto Rico ha sido la cadena de desastres naturales, según Gail Nolan, principal estratega de Invest Puerto Rico. "Los desastres han hecho que las empresas evalúen los posibles costos de los períodos de inactividad y los factores de riesgo", dijo.

A pesar de los riesgos, varios empresarios y fundadores de startups siguen intrigados por el potencial de Puerto Rico. Brock Pierce, ex niño actor y cofundador de EOS Alliance Block.one, podría ser la figura más conocida en la industria que ha migrado a Puerto Rico. Durante su charla junto a la chimenea en CoinAgenda, Pierce también identificó algunos de los retos a los que se enfrentan las empresas locales.

"Me reuní con el gobierno local e identifiqué la incertidumbre regulatoria como una razón por la cual más empresas no se han trasladado a la isla", dijo. "El hecho de que el mercado local no sea lo suficientemente grande ha dificultado la recaudación de fondos para las nuevas empresas".

Esto se ajusta a algunas de las preguntas que han surgido durante el último año en relación con el futuro de la isla como refugio para la criptografía tras un cambio en el liderazgo de Puerto Rico. Aún así, Pierce dijo que sigue siendo optimista en cuanto al potencial de crecimiento de Puerto Rico.