Filecoin, la respuesta descentralizada de Dropbox, ha retrasado una vez más la fecha de lanzamiento de su mainnet. El proyecto permite a los usuarios comprar y vender el espacio no utilizado de sus discos duros, a través de un sistema de archivos interplanetario y, como muchos proyectos de hoy en día, depende de los mineros chinos para ser la columna vertebral del soporte. De hecho, alrededor del 70% de sus nodos están basados en China.

Este es el segundo retraso en menos de un mes, el primero fue anunciado en enero, antes de que el coronavirus fuera popular. Pero de nuevo, el 19 de febrero, la compañía anunció otro retraso de seis semanas, culpando tanto a retos de desarrollo como al impacto del coronavirus.

"... ha llegado a nuestra atención que muchas de nuestras comunidades en China han seguido siendo afectadas por el brote de coronavirus", decía la declaración. "Algunos de los miembros de nuestra comunidad china nos han pedido directamente que esperemos dos o tres semanas para lanzar la fase 2 de Testnet, hasta que puedan volver a trabajar con seguridad". Los escuchamos, y su seguridad es nuestra prioridad".

La noticia fue muy desagradable para algunos mineros chinos de Filecoin. Eso se debe a que muchos de ellos han estado comprando y almacenando plataformas mineras en previsión del lanzamiento de la red principal. Ahora, están molestos porque tienen que esperar aún más tiempo para que sus inversiones de capital se recuperen.

Su ansiedad está justificada. Como Filecoin sigue actualizando los estándares de las plataformas mineras, los mineros que compraron sus máquinas en 2018 o 2019 están preocupados de que las antiguas máquinas sean incompatibles con los nuevos estándares de hardware, incurriendo en una pérdida permanente de su inversión inicial.

Filecoin es un protocolo blockchain súper popular entre los chinos. Descrito como "nacido con una cuchara de oro (含着金钥匙出生)", los inversores chinos creen que el proyecto es legítimo porque está financiado por algunos de los inversores más conocidos del mundo, entre ellos Sequoia Capital, Andreessen Horowitz, Union Square Ventures y Winklevoss Capital.

¿Por qué los proyectos como Filecoin reciben tanta atención en China? La respuesta tiene dos aristas. Primero, hay una gran falta de opciones de inversión doméstica en China. Aparte de la bolsa de valores china, que ha estado en su mayoría estancada desde la crisis financiera, y el mercado inmobiliario, que ha estado en una burbuja, la floreciente clase media de China no tiene a dónde ir para disfrutar de un rendimiento decente de sus ahorros.

En segundo lugar, China impone un estricto control de capitales, lo que significa que el dinero no puede ser fácilmente enviado o sacado. Debido a que la criptografía no tiene fronteras, muchos inversores recurren a proyectos legítimos, probados por empresas de capital riesgo legítimas, para embarcarse en su proyecto de criptomoneda y enviar fondos al extranjero (blanqueo de dinero a nivel minorista).

Algunos mineros chinos se quejaron de que el virus se utilizaba simplemente como excusa, en realidad, la epidemia no debería afectar a la minería, ya que la mayoría de los mineros compraron sus máquinas mucho antes del brote.

Filecoin ha dicho que el retraso ayudaría a los mineros a trabajar con la confianza de que no estarían expuestos al virus. Eso suena plausible, pero tiende a desmoronarse luego de un análisis más profundo. Las granjas mineras no son operacionalmente pesadas y requieren menos capital humano. Dado que la mayor parte del país ha reanudado el trabajo y sólo muy pocas regiones fuertemente infectadas permanecen cerradas, los mineros no deberían tener problemas para viajar físicamente a sus lugares de trabajo.

No es infrecuente que el desarrollo de programas informáticos sufra retrasos (véase, por ejemplo, el caso de Ethereum.) Sin embargo, la vinculación del retraso con el brote de virus es un poco exagerada. El último retraso hizo que muchos mineros se volvieran pesimistas sobre la fecha real de puesta en marcha de Filecoin, que muchos bromearon diciendo que sería a finales de 2020.

En chino, hay un viejo dicho que dice que "un aplazamiento causa un agotamiento de la energía, el segundo aplazamiento causa un agotamiento de la moral, y el último aplazamiento causa la muerte 一鼓作气,再而衰,三而竭." Esperemos que Filecoin no posponga una tercera vez.

Las otras tres cosas que pasaron la semana pasada

#1: Elogios del Partido: "Para combatir el coronavirus, necesitamos una blockchain"

Hay otra vieja frase en China: "Un anciano pierde un caballo, pero puede que dé un buen resultado". La frase se remonta a una antigua historia en la que un anciano perdió su caballo, pero regresó unos meses después con un compañero caballo aún mejor.

Pero las buenas noticias se volvieron amargas cuando el hijo del anciano se rompió la pierna montando ese caballo. La historia nos dice que la buena suerte puede dar malos resultados y viceversa.

El dicho vino a la mente esta semana cuando el gobierno chino afirmó que el Coronavirus —en lugar de ser una fuente de retrasos y problemas— aceleró inesperadamente el desarrollo de nuevas tecnologías. Citaba la educación en línea, las videoconferencias, la telemedicina mediante el uso de la IA, el internet de las cosas, la big data y la blockchain.

La tecnología blockchain recibió un elogio especial del People's Daily ya que la tecnología ayudó a acelerar la lucha contra el Coronavirus. El artículo señaló que Blockchain se ha utilizado ampliamente en las áreas de rastreo de donaciones, rastreo de la cadena de suministro y financiación. En otras palabras, la epidemia nos mostró el poder real de tener sistemas de distribución de libros, también conocidos como bases de datos.

Es comprensible que el gobierno chino se esfuerce tanto en elogiar la tecnología. En medio de un bloqueo nacional, las buenas noticias son raras. Para alimentar su motor de propaganda y mantener a su gente satisfecha, el gobierno se esfuerza por encontrar cualquier cosa que sea remotamente positiva. Hace más soportable la pérdida del caballo.

#2. Los comerciantes se encogieron de hombros ante los ataques de OKex y Bitfinex

Los medios occidentales cubrieron los ataques de denegación de servicio a OKex y Bitfinex como si fuera algo muy grande la semana pasada. Pero de hecho, la mayoría de los comerciantes fueron indiferente.

Los ataques salieron a la luz, como la mayoría de las cosas en estos días, con un post de Weibo, el viernes. Jay Hao, CEO de OKEx, una plataforma de intercambios famosa por sus operaciones con derivados, escribió en Weibo que OKEx sobrevivió a una serie de ataques de denegación de servicio (DDoS) de otra bolsa "frenemy" (友商).

Los ataques DDoS pueden dañar o hacer fracasar la red del objetivo al agotar la CPU o la memoria del servidor. Sin embargo, más inmediatamente, hacen virtualmente imposible que cualquier tráfico llegue al objetivo.

Tras el ataque OKEx, un ataque DDoS golpeó a Bitfinex, cuya base está en Hong-kong. Paulo Ardoino, director técnico de Bitfinex, dijo que también había sufrido "un ataque DDoS muy sofisticado".

El hecho de que los intercambios queden fuera de línea, especialmente los más pequeños, no es especialmente inusual. De hecho, los comerciantes de allí se refieren a esto como una "comida normal" (家常便饭), jerga que describe los frecuentes accidentes en chino. Y siempre hay mucha sospecha en China cuando una exchange se desconecta. Dos comerciantes me dijeron que las plataformas a menudo se apagan a sí mismas durante las subidas de precios.

¿Por qué? Cuando el volumen de operaciones aumenta, los servidores de las bolsas a menudo no pueden manejar la carga. Para evitar daños catastróficos, las exchanges se cierran para evitar errores en las operaciones.

En este caso, los ataques parecían ser reales. Y había algunos clientes molestos que se desahogaban en Wechat. Pero para la mayoría, era solo otro día en el mundo de las criptomonedas.

#3: ¿Fcoin revivido? ¿O procesado?

Después del abrupto cierre de Fcoin la semana pasada, el fundador anunció que la plataforma se había caído, pero que volvería en algún momento. Jian Zhang, quien también es el CEO de Fcoin, afirmó que planea reabrir el intercambio junto con FMEX, una "plataforma de trading de contratos" que Zhang propuso en 2019 como un intercambio paralelo a la plataforma existente de Fcoin .

Como de costumbre, se revelaron pocos detalles aparte de que Zhang afirmó que devolvería el dinero de sus usuarios, y luego entregaría el poder administrativo a la comunidad Fcoin.

Eso será divertido de ver! La "comunidad" de Fcoin se parece más a una turba de linchamiento en estos días.

Resulta que un grupo de personas en la comunidad, (alias "víctimas") estaban ocupados emboscando a la esposa y a los padres Zhang en la ciudad de Hangzhou el viernes. Fue entonces cuando la familia fue sorprendida comprando identificaciones falsas para escapar de China. Los vigilantes llevaron a la familia a la estación de policía local donde llamaron a más víctimas para que testificaran en contra del exchange.

La "Comunidad Fcoin" también descubrió muchos activos inmobiliarios que la familia tenía en toda China. "A sus padres les gusta presumir de su riqueza", escribió una víctima en un grupo de Wechat compuesto principalmente por las furiosas víctimas de Fcoin que acudieron a la policía.

Zhang respondió en un mensaje Wechat que su esposa y su familia ya no tienen lazos con el intercambio de Fcoin. Nótese que su esposa era la jefa de operaciones y mercadeo de Fcoin, en agosto de 2018.

Pensando en la reciente disculpa de Zhang, en la que dijo que "el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones", uno no puede dejar de preguntarse sobre su definición de buenas intenciones.

¿Sabía usted?

水军, que literalmente significa "ejército de agua" en chino, se refiere a enjambres de trollers pagados. (La parte de "agua" del nombre se refiere a inundar Internet con comentarios.) Los ejércitos de agua son gente real, no bots, pagados para difundir noticias falsas. Dado que China tiene casi 1.500 millones de personas, el trolling de personas reales no es un desafío tan grande.