A pesar de que las tecnologías blockchain son por sí mismas una poderosa herramienta con casos de uso potenciales que van desde los juegos hasta las técnicas más avanzadas de ciberseguridad, la desinformación parece galopar a un ritmo aún más acelerado.

En Davos, el cofundador de Wikipedia, Jimmy Wales; participó en el panel sobre ‘Desinformación, mercados y medios’, organizado por la agencia de noticias internacional Reuters, donde estuvo acompañado por Rasmus Kleis Nielsen, director del Instituto Reuters; Hao Li, profesor de ciencias de la computación en la Universidad del sur de California; Helen Clark, ex Primera Ministra de Nueva Zelandia y Rajnish Kumar, presidente del State Bank of India.

En dicho evento, la “evolución” de las técnicas de desinformación probó llamar la atención de los expertos, tomando en cuenta que ya se han alcanzado extremos como llamadas telefónicas generadas por Inteligencia Artificial o los famosos videos conocidos como deepfakes.

Blockchain vs Mentiras

Y aunque las tecnologías blockchain pueden representar un frente defensivo, todavía falta mucho por recorrer. “Las deepfakes son solo el principio de algo más. Podemos a llegar a convertir imágenes o escenas irreales en verdaderas”, añadió el profesor Hao Lin. Pero, ¿qué rol puede tener blockchain en esta batalla?: “De momento, muy poca, es aún una tecnología lenta y cara, para todo el proceso computacional que se necesita realizar”, aseveró.

Sin embargo, las palabras de Hao Lin no han hecho mella en la industria de tecnologías blockchain, que ya está trabajando en herramientas para combatir estas tácticas (a pesar de su rápida evolución). En declaraciones para Decrypt, Shamir Allibhai, CEO de Amber Video explicó que Ethereum puede brindar la arquitectura necesaria para que los usuarios tengan la certeza de que sus videos no han sido alterados.

Para ello desarrollaron una tecnología que catalogaron como “huellas dactilares” de videos, a través de la cual firman criptográficamente un archivo antes de subirlo a la blockchain. "Puedes tener confianza en la veracidad del video y [saber] que nada ha sido alterado", dijo a Decrypt. "Si las huellas dactilares no coinciden, usted sabe que algo ha sido alterado".

El problema de las deepfakes no es un caso aislado. En un mundo cada vez más interconectado por las redes sociales, las fake news y el sobredimensionamiento de hechos también, la necesidad por obtener una información oportuna y equilibrada es una prioridad para la sociedad.

Y aunque existen iniciativas como Civil que aprovechan el potencial de las tecnologías blockchain, también se han creado otras plataformas para este mismo fin. Un ejemplo es el proyecto Wikitribune, promovido por el mismo Jimmy Wales, para “llevar al periodismo neutral de alta calidad al mundo". 

La curiosa historia de cómo el creador de Wikipedia se ganó un lugar en el ecosistema cripto

Aunque no es necesariamente un hiper fanático de la blockchain y las criptomonedas, el cofundador de Wikipedia si tiene un pasado positivo e interesante con el mundo del Bitcoin.

En conversaciones con Decrypt, Wales comenta que compró sus primeros bitcoins en Coinbase por pura curiosidad: “Me comenzó a llamar mucho la atención el movimiento de la tecnología blockchain y sus criptodivisas. A modo de experimento me lancé a comprar bitcoin, adquirí un reducido número, y cuando los compré, la página de Coinbase me dijo si quería tuitear esta adquisición. Lo pensé… y le di al botón de tuitear”, comentó.

Lo que pasó después fue tan inesperado como exagerado. Su tuit comenzó a correr como pólvora, la comunidad se entusiasmó y Wales se hizo famoso ahora en el microuniverso de Cripto Twitter.

Tanto fueron las ganas de la comunidad por atraer al fundador de Wikipedia al mundo crypto, que en junio de 2018 asistió como invitado estrella al evento de BlockShow en Berlín, donde aseguró que el fracaso es "una parte esencial de la innovación" recordando que Wikipedia no fue su primer proyecto, sino el más exitoso hasta ahora.

Por cierto, Wales recordó al público que desde la Fundación Wikipedia reciben donaciones en divisas digitales desde 2014, así que todo aquel hodler que quiera contribuir a la masificación del conocimiento, puede hacerlo sin excusas.

Y ése también es un caso de uso que vale la pena aplaudir.