Todo lo que sube tiene que bajar… sobre todo en el mundo de las criptomonedas. Y esto no son buenas noticias para los hodlers de Bitcoin SV que vieron como en cuestión horas su preciado token se desplomaba luego de haber alcanzado un ATH (máximo histórico) hace pocos días.

La criptomoneda ha perdido de un 52% de su valor en los últimos 4 días luego de haber tenido un incremento bestial producto de un malentendido que se expandió en la comunidad, asegurando que Craig Wright había tenido acceso a las llaves de un alijo de Bitcoin (el original) que podría llegar a costar unos 9.000 millones de dólares —y que sería una prueba sólida de que él, en realidad, puede ser Satoshi Nakamoto.

La noticia de que Wright podría ser uno de los millonarios mas importantes del ecosistema de Bitcoin se expandió como pólvora, elevando el valor de BSV cerca de un 264%, pasando de $172 a $459 en un periodo de 24 horas. La idea que rondaba entre la comunidad era que en caso de probar que tenía acceso a esta fortuna, Craig procedería a vender los tokens BTC para posteriormente invertir en BSV, causando un flashcrash en BTC y un incremento masivo en el valor de BSV.

Luego de la emoción, llegó la decepción a las carteras de los hodlers de BSV

Nada puede mantenerse a base de ilusiones, ni siquiera en el mundo de las criptomonedas , y luego del ATH, los mercados comenzaron a corregir. Bitcoin SV pasó de tener un precio de $421 a cerrar por debajo de los $315 al día siguiente.

Pero la sangre no paró de correr, y mucho menos cuando se reveló que en realidad Craig Wright no tenía acceso a las claves. En realidad, lo que había sucedido es que un correo certificado le había concedido acceso a las direcciones que había utilizado durante los días tempranos de Bitcoin, en una operación conjunta con Dave Kleiman —un experto en ciberseguridad que trabajó con Wright y cuya herencia estaría bajo litigio por parte de su hermano Ira quien asegura que Wright debe entregar el 50% de los Bitcoins que asegura tener.

Aunque casi toda la comunidad esperaba un resultado similar, uno de los abogados de Craig Wright aclaró a Decrypt lo sucedido, confirmando que Wright no poseía ninguna llave privada.

Publicar la noticia y ver a Bitcoin SV desplomarse, fueron dos eventos casi simultáneos. El mercado ya parecía esperar lo peor, y muchos “shorts” comenzaron a activarse. El token cayó por debajo de los $250, las bromas y memes proliferaron y la imagen de Craig volvió a empañarse.

Sin embargo, aquellos que tienen Bitcoin SV por más de una semana, todavía tienen motivos para estar contentos. Aún tomando en cuenta la corrección, el flashcrash, el pánico de los mercados y todo el pesimismo, Bitcoin SV todavía está un 123% por encima de su valor a comienzos de semana.