El presidente de Suiza declaró que el proyecto Libra, liderado por Facebook, que busca crear una moneda global a través de su stablecoin, ha fracasado. La moneda de Libra está formada por una canasta de monedas fiduciarias, entre ellas el dólar estadounidense, el renminbi chino y la libra esterlina.

"No creo (que Libra tenga una oportunidad de éxito en su forma actual), porque los bancos centrales no aceptarán la cesta de divisas que la sustenta", dijo Ueli Maurer, Presidente de la Conferedación Suiza, a la emisora SRF. En una entrevista, Maurer dijo que "el proyecto, en esta forma, ha fracasado".

Los comentarios de Mauer son particularmente pertinentes, ya que la Asociación Libra tiene su sede en Suiza. Además, ya en septiembre, la Asociación Libra anunció sus planes de solicitar ser un sistema de pago con licencia bajo la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero Suizo (FINMA) y pidió a la FINMA más asesoramiento sobre cómo proceder con el proyecto.

Maurer es también el último ministro de finanzas europeo que pone en duda el proyecto.

Hablando con la prensa en las reuniones del FMI y el Banco Mundial celebradas en Washington en octubre, el ministro de finanzas de Alemania, Otto Schulz, dijo que era "muy escéptico" acerca de la Libra, y que "no estaba a favor de la creación exitosa de tal moneda mundial porque eso es responsabilidad de los estados democráticos".

Y el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, reiteró en septiembre las preocupaciones contra Libra, que según él amenazan con socavar la "soberanía monetaria" de los bancos centrales.

Las luchas internas dentro de la Asociación Libra también han llevado a varios de sus miembros de alto perfil, como Paypal, Visa, eBay y Mastercard a abandonar el proyecto.

Viendo los hechos, no parece probable que Libra consiga su objetivo de lanzarse a mediados de 2020.