El Banco Popular de China (PBOC) pronto pondrá a prueba su sistema de pagos en moneda digital con tecnología blockchain en las ciudades de Shenzhen y Suzhou, según un informe de la agencia de noticias financieras china Caijing este lunes.

Siete empresas estatales —cuatro bancos comerciales y tres empresas de telecomunicaciones— ayudarán al PBOC a llevar a cabo la prueba. El Banco Central incluso ha iniciado una especie de "carrera de caballos" entre bancos para fomentar la presentación de nuevas estrategias de implementación, según una fuente anónima cercana al proyecto.

El programa piloto se centrará en áreas como la educación, el transporte, la atención médica y el comercio. Algunos de los bancos cooperarán con las compañías de telecomunicaciones para desarrollar tarjetas SIM con billeteras digitales incorporadas, mientras que otros están desarrollando sus propias aplicaciones para billeteras.

El programa piloto se iniciará en dos etapas en Shenzhen, donde la moneda digital del PBOC se promoverá en 2020 al concluir un período de prueba este mismo año.

La ciudad de Suzhou también podría convertirse en un campo de experimentación para la nueva moneda, especialmente a la luz de los recientes informes que indican que una empresa de tecnología de punta respaldada por el PBOC -presumiblemente responsable de la investigación y el desarrollo del sistema de pagos digitales del banco- estaba contratando a expertos en tecnologías blockchain y encriptación.

Bonos del Banco de China basados en una blockchain.

También el lunes, el Banco de China, uno de los cuatro bancos comerciales más grandes del país, anunció la emisión de 20.000 millones de yuanes (alrededor de 2.800 millones de dólares) en bonos basados en blockchain para pequeñas y medianas empresas.

El banco utilizó su propia cadena de bloques y afirma que esta es la primera transacción de bonos ejecutada en el país utilizando esta tecnología. La emisión tiene una tasa de interés anual del 3,5%.

Como Decrypt informó anteriormente, la adopción de redes distribuidas por parte de China se vio impulsada por el respaldo del presidente Xi Jinping a las tecnologías blockchain.

Desde entonces, el país ha visto una plétora de nuevas iniciativas, sentimientos positivos y oleadas de optimismo a través de las criptomodenas y los fondos relacionados con las cadenas de bloques.