Los cofundadores del extinto fondo de cobertura de criptomonedas Three Arrows Capital, Su Zhu y Kyle Davies, reaparecieron recientemente en Twitter y en entrevistas con los medios de comunicación con no pocas opiniones sobre el colapso de FTX de Sam Bankman-Fried.

Pero ni ellos ni su equipo jurídico con sede en Singapur han cooperado con las solicitudes de documentos relacionados con la liquidación de su empresa.

El Tribunal Superior de la República de Singapur ha ordenado a Three Arrows Capital y a sus cofundadores que presenten declaraciones juradas en las que describan sus operaciones con la empresa.

AD

El alto tribunal de Singapur reconoció oficialmente la orden de liquidación presentada en las Islas Vírgenes Británicas, lo que significa que Teneo, el liquidador designado por el tribunal, puede solicitar los registros financieros de Singapur de la empresa y sus cofundadores.

Por ello, la información contenida en esas declaraciones juradas podría ser fundamental para los liquidadores, que han estado trabajando para localizar los fondos y resolver las reclamaciones de los acreedores.

Three Arrows recibió un golpe de 200 millones de dólares cuando TerraUSD (UST), la stablecoin algorítmica de Terraform Labs, perdió su vinculación de uno a uno con el dólar y acabó con 40.000 millones de dólares en fondos de inversores en unos pocos días a principios de mayo. Cuando empezaron a circular los rumores sobre el asediado fondo de cobertura, las exchanges de criptomonedas BitMEX, FTX y Deribit liquidaron las posiciones de la empresa cuando no pudo cumplir con las peticiones de margen ni añadir garantías para asegurar los saldos pendientes de sus préstamos.

El golpe final llegó cuando la empresa de préstamos de criptomonedas Voyager Digital, ahora en bancarrota, reveló que Three Arrows le debía 661 millones de dólares y emitió una notificación formal de impago. Dos días después, un tribunal de las Islas Vírgenes Británicas ordenó la liquidación de la empresa.

La orden del tribunal de Singapur, presentada el miércoles, llega una semana después de que un intento de obtener documentos quedara sin respuesta por parte de Solitaire, uno de los bufetes de abogados con sede en Singapur que representa a Three Arrows Capital, también conocida como 3AC.

AD

"Esta es una posición curiosa dada su correspondencia anterior en la que su cliente se ofrecía a proporcionar información a nuestros clientes de forma continua (sin especificar cuál sería esa información)", escribió el bufete WongPartnership en la carta a Solitaire, exigiendo que presentaran los documentos antes del 23 de noviembre.

Russel Crumpler y Christopher Farmer, los representantes extranjeros de 3AC en el procedimiento de quiebra de la empresa, presentaron la orden al tribunal de quiebras del Distrito Sur de Nueva York el jueves.

En las últimas dos semanas, Davies ha aparecido en la CNBC, diciendo que está en Bali y que ha estado cooperando con los liquidadores, y luego pasando a alegar que FTX y Alameda Research, una empresa de comercio también fundada por Bankman-Fried, "se confabularon para operar en contra de los clientes."

En una presentación judicial a mediados de noviembre, el recién nombrado director general de FTX, John J Ray (que también supervisó la liquidación de Enron), afirmó que Alameda tenía "exenciones secretas" de los protocolos estándar de liquidación en FTX, lo que significa que la empresa podía operar contra los usuarios de FTX con una ventaja injusta.

Zhu ha sido un poco menos directo, volviendo a publicar acusaciones contra FTX y Alameda en su cuenta de Twitter y hablando con un periodista en Abu Dhabi la semana pasada.

"Algunos líderes del sector han dicho que el colapso de FTX hizo retroceder al sector cinco años", dijo a Bloomberg. "Creo que es incluso más que eso -siete u ocho años-, tal vez incluso más, si no se resuelven los problemas subyacentes".

Daily Debrief Newsletter

Start every day with the top news stories right now, plus original features, a podcast, videos and more.