La crisis de FTX parece haber concluido.

En un comunicado de prensa compartido en Twitter, la exchange de criptomonedas anunció que se había declarado en bancarrota bajo el Capítulo 11 "para comenzar un proceso ordenado de revisión y monetización de los activos en beneficio de todas las partes interesadas a nivel mundial."

La entidad hermana de la firma de comercio algorítmico Alameda Research, su filial estadounidense FTX.US, y unas 130 entidades afiliadas también se declararán en bancarrota.

AD

Ledger X LLC, FTX Digital Markets Ltd., FTX Australia Pty Ltd. y FTX Express Pay Ltd. no han sido incluidas en la solicitud.

La nota también anuncia que el CEO y fundador de la empresa, Sam Bankman-Fried, dimite de su cargo. John J. Ray III ha sido nombrado CEO delegado y trabajará con otros "profesionales independientes" durante el proceso.

"El Grupo FTX tiene activos valiosos que sólo pueden ser administrados eficazmente en un proceso organizado y conjunto", dijo Ray, añadiendo que él y su equipo llevarían a cabo los procedimientos para todas las partes afectadas por el colapso de FTX con "diligencia".

¿Qué pasó con FTX?

Antaño una de las estrellas de la industria de las criptomonedas, la popular exchange de criptomonedas se ha derrumbado en menos de una semana.

Tras "ciertas revelaciones" que el CEO de Binance, Changpeng Zhao, no quiso especificar, Binance comenzó a vender sus tenencias de tokens FTT, el token de intercambio nativo de FTX. Binance tenía estos tokens como parte de una salida de capital de la firma en 2021.

AD

A medida que el token se desplomaba, muchos inversores comenzaron a retirar sus fondos del intercambio de FTX en masa, lo que llevó a FTX a pausar los retiros, causando más pánico. Luego se supo el martes que Binance había establecido un acuerdo tentativo para adquirir FTX hasta que se echó atrás un día después. Zhao dijo que el criptointercambio estaba "más allá de nuestra capacidad de ayuda" sin compartir detalles adicionales.

Sin embargo, los problemas financieros de FTX son, al parecer, graves. El jefe de ventas institucionales de la firma, Zane Tackett, compartió en Twitter que la firma tenía pasivos que ascendían a casi 8.800 millones de dólares, pero añadió que esas cifras no eran "concretas." Fuentes cercanas al asunto también informaron que la firma utilizó una mezcla de fondos de clientes, tokens de FTT y acciones de Robinhood para apuntalar la empresa de comercio Alameda.

Dado el alto perfil de la firma, que ha firmado acuerdos con estrellas del deporte como Tom Brady y un enorme acuerdo de 135 millones de dólares para cambiar el nombre del estadio de los Miami Heat, los reguladores se han apresurado a aumentar su retórica en medio de la caída.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que "sin una supervisión adecuada de las criptodivisas, éstas corren el riesgo de perjudicar a los estadounidenses de a pie".

Aunque FTX ha llegado al final de la línea con su última presentación, todavía hay preocupaciones por el continuo contagio de cripto.

Ayer mismo, la plataforma de préstamos de criptomonedas BlockFi pausó los retiros en la plataforma, diciendo que "no es capaz de operar como de costumbre" dada la falta de claridad en torno a FTX, FTX US y Alameda.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.