Las criptomonedas están totalmente muertas últimamente —si sólo se mira la acción del precio.

Sí, el Bitcoin ha bajado un 72% desde su máximo histórico en noviembre de 2021, hace casi un año. Ethereum ha bajado lo mismo, un 72% desde su propio máximo de 4.878 dólares. Pfff.

AD

Los defensores de las criptomonedas señalan que no solo son las criptomonedas, las acciones también han sido martilladas. Y tienen razón: todo ha bajado ahora mismo. Pero eso es un frío consuelo para los creyentes en las criptomonedas, quienes —les contaré un pequeño secreto comercial de los medios de comunicación de las criptomonedas— no se preocupan por leer ninguna noticia de las criptomonedas cuando los precios de las mismas están bajos. El CEO de ConsenSys, Joe Lubin, puso una cara valiente la semana pasada cuando me habló del éxito tecnológico de la fusión de Ethereum, pero ETH ha bajado un descorazonador 21% desde entonces.

Para comprobar mejor el estado de las criptomonedas, fíjese en los principales signos recientes de adopción por parte de la población. En los últimos dos meses, hemos recibido una serie de indicaciones de que las principales instituciones financieras y compañías tecnológicas creen que las criptomonedas están aquí para quedarse. Se le disculparía por haber pasado por alto estas noticias mientras la economía mundial se derrumbaba a nuestro alrededor.

En agosto, BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo, lanzó un fideicomiso privado de Bitcoin al contado para dar a sus clientes exposición al precio actual de Bitcoin. (Como recordatorio, la SEC se ha negado rotundamente a dar luz verde a un ETF de Bitcoin al contado que cotice en bolsa, permitiendo sólo ETFs de futuros de Bitcoin; pero BlackRock puede ofrecer a sus propios clientes el servicio que quiera). BlackRock también dijo que está viendo un "interés sustancial" en las criptomonedas de sus clientes institucionales, y que está explorando las stablecoins y la tokenización. Vaya. El bitcoin no se movió con esa noticia, una señal del peso que tiene la economía en todo tipo de activos.

La semana pasada trajo otras dos grandes muestras de fe.

Google anunció que empezará a aceptar criptomonedas como pago por sus servicios en la nube a principios del próximo año, conectándose a Coinbase. Como parte del acuerdo, Coinbase Commerce trasladará sus "aplicaciones relacionadas con los datos" de Amazon Web Services a Google. Así que no sólo se trata de que Google Cloud dé la bienvenida a las criptomonedas, sino que también es una forma de unión entre Google y Coinbase.

El mismo día, el Banco BNY Mellon de Nueva York, de 239 años, lanzó su propio servicio de custodia de Bitcoin y Ethereum. El banco mantendrá las llaves privadas de los clientes y proporcionará la contabilidad de sus carteras de criptomonedas. Esto se produce después de que BNY Mellon se convirtiera en el custodio de las reservas de efectivo que respaldan la stablecoin USDC de Circle en marzo. Y el año pasado, BNY Mellon lanzó un servicio de custodia de Bitcoin en Irlanda.

AD

Todo esto podría parecer a los criptoescépticos burlones un triste intento de racionalización. El mantra favorito de los constructores de Web3, "los mercados bajistas son para construir", se repite tan a menudo en momentos como éste que se ha convertido en un cliché. Eso no significa que no sea cierto.

La primera vez que escribí sobre Bitcoin fue en 2011. He sido testigo de los ciclos de congelación del mercado de criptomonedas de 2014, 2018 y ahora. Algunas de las empresas y plataformas de cripto más conocidas se construyeron durante esos "inviernos".

Lubin dice que el mudo cripto es como "una hojilla que está siendo sostenida por un mono muy loco" en este momento y que no mejorará hasta que la economía mejore. El fundador de Solana, Anatoly Yakovenko, cree que podría tardar entre 12 y 18 meses.

Mientras tanto, todos siguen construyendo, ya que los signos de futura adopción se multiplican silenciosamente.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.