Tips

  • Ethereum, la segunda mayor criptomoneda por capitalización de mercado, está planeando una importante actualización de su red.
  • La actualización del Ethereum 2.0 tiene como objetivo abordar la escalabilidad y la seguridad de la red.
  • En la primera fase de la actualización, prevista para 2020, el Ethereum pasará a un mecanismo de consenso de prueba de participación.

Ha sido un largo camino, pero Ethereum 2.0 está finalmente cerca de ser una realidad. La principal actualización tiene como objetivo abordar la escalabilidad y la seguridad de la red a través de una serie de cambios en su infraestructura, en particular, el paso de un mecanismo de consenso de prueba de trabajo a un modelo de prueba de praticipación.

¿Qué es Ethereum 2.0?

Ethereum 2.0, también conocido como Eth2 o "Serenity", es una actualización de la blockchain Ethereum. La misma tiene por objeto mejorar la velocidad, eficiencia y escalabilidad de la red Ethereum para que pueda procesar más transacciones y aliviar los cuellos de botella.

¿En qué se diferencia el Ethereum 2.0 del Ethereum original?

Mientras que Ethereum 1.0 utiliza un mecanismo de consenso conocido como prueba de trabajo (PoW), Ethereum 2.0 utilizará un mecanismo de prueba de participación (PoS).

¿En qué se diferencia la prueba de participación de la prueba de trabajo?

Con blockchains como Ethereum, es necesario validar las transacciones de forma descentralizada. Ethereum, como otras criptomonedas, utiliza actualmente un mecanismo de consenso conocido como prueba de trabajo (PoW).

En este sistema, los mineros utilizan la potencia de procesamiento del hardware informático para resolver complejos rompecabezas matemáticos y verificar nuevas transacciones. El primer minero que resuelve un rompecabezas añade una nueva transacción al registro de todas las transacciones que componen la blockchain. Luego son recompensados con tokens. Sin embargo, este proceso puede consumir muchísima energía.

La prueba de participación (PoS) difiere en que, en lugar de los mineros, los validadores de transacciones depositan criptomonedas a cambio del derecho a verificar una transacción. Estos validadores son seleccionados para proponer un bloque basado en la cantidad de criptomonedas que poseen, y el tiempo que las han mantenido encerradas.

Otros validadores pueden entonces atestiguar que han visto un bloque. Cuando hay suficientes atestados, se puede añadir un bloque a la cadena de bloques. Los validadores entonces son recompensados por la proposición de bloque exitosa. Este proceso se conoce como "forjar" o "acuñar".

La principal ventaja del PoS es que es mucho más eficiente en términos de energía que el PoW, ya que disocia el procesamiento informático de alta energía del algoritmo de consenso. También significa que no se necesita mucha potencia de cálculo para asegurar la blockchain.

¿Cómo puede Ethereum 2.0 escalar mejor que Ethereum 1.0?

Una de las principales razones para la actualización a Ethereum 2.0 es la escalabilidad. Con Ethereum 1.0, la red sólo puede soportar alrededor de 30 transacciones por segundo; esto causa retrasos y congestiones. Ethereum 2.0 promete hasta 100.000 transacciones por segundo. Este aumento se logrará mediante la fragmentación o "sharding" de la cadena.

¿Sabías?

La actual configuración de Ethereum tiene una cadena de bloques que consiste en una sola cadena con bloques consecutivos. Esto es seguro, pero muy lento y no eficiente. Con la introducción de la fragmentación de cadena, esta blockchain se divide, permitiendo que las transacciones se manejen en cadenas paralelas en lugar de consecutivas. Esto acelera la red, y puede escalar más fácilmente.

¿Cómo será más segura esta nueva actualización?

Ethereum 2.0 ha sido diseñado con la seguridad en mente. La mayoría de las redes de PoS tienen un pequeño conjunto de validadores, lo que hace que el sistema sea más centralizado y que la seguridad de la red disminuya. Ethereum 2.0 requiere un mínimo de 16.384 validadores, lo que lo hace mucho más descentralizado y por lo tanto, seguro.

Sin embargo, según Lior Yaffe, cofundador de Jelurida y principal desarrollador de las blockchains Ardor y Nxt, existe una vulnerabilidad potencial que se centra en el nivel de las tasas de participación en la red.

Las auditorías de seguridad del código Ethereum 2.0 están siendo llevadas a cabo por organizaciones como la empresa de seguridad de cadenas de bloques Least Authority.

La Fundación Ethereum está creando un equipo de seguridad dedicado a Ethereum 2.0 para investigar posibles problemas de seguridad cibernética en la criptomoneda. En un tweet, el investigador de Ethereum 2.0, Justin Drake, declaró que la investigación incluirá "fuzzing, caza de recompensas, servicio de buscapersonas, modelado criptoeconómico, criptoanálisis aplicado, verificación formal".

¿Cómo se va a llevar a cabo la actualización de Ethereum 2.0?

Tras una serie de lanzamientos de las redes de prueba, Topaz, Medalla y Spadina, el despliegue completo de Ethereum 2.0 tendrá lugar en tres fases: Fase 0, 1 y 2 (a los desarrolladores les gusta contar desde cero). La fase 0 tiene como objetivo la fecha de lanzamiento de 2020, y las otras fases se realizarán en los años subsiguientes.

En la "Fase 0" se implementa la Cadena Faro, que almacena y gestiona el registro de validadores, así como el despliegue del mecanismo de consenso de prueba de participación (PoS) para Ethereum 2.0. La cadena original PoW de Ethereum funcionará junto con la implementación PoS para que no haya ninguna interrupción en la continuidad de los datos.

En la fase 1, prevista para 2021, se integrarán las cadenas de staking. Se espera que la red se lance con 64 fragmentos (permitiendo 64 veces más rendimiento que el Ethereum 1.0) aunque en el lanzamiento no apoyarán cuentas o contratos inteligentes.

En la fase 1.5, una actualización provisional prevista para 2021, la mainnet de Ethereum se convertirá oficialmente en un fragmento de la blockchain y pasará prueba de participación.

La fase 2, cuyo lanzamiento está previsto para 2021/22, verá cómo los fragmentos se vuelven totalmente funcionales y compatibles con los contratos inteligentes. También implica añadir cuentas de Ether y permitir transferencias y retiros, implementar transferencias cruzadas de fragmentos y llamadas a contratos. Construirá entornos de ejecución para aplicaciones escalables que se construyen sobre Ethereum 2.0.

El futuro de Ethereum

Ethereum 2.0 está en camino de ser lanzado en noviembre de 2020, según un desarrollador del proyecto, pero ¿qué le deparará el futuro a tan ambicioso proyecto?

El cofundador del Ethereum, Vitalik Buterin, ha trazado una hoja de ruta de cómo los próximos cinco a diez años podrían resultar para el Ethereum 2.0. Dice que en los últimos dos años ha habido un "sólido cambio desde la investigación del blue sky", tratando de entender lo que es posible, a la investigación y desarrollo concretos, tratando de optimizar primitivos específicos que sabemos que son implementables y ponerlos en práctica".

Dijo que la mayor parte de los desafíos ahora "se centran cada vez más en el desarrollo, y la parte del desarrollo sólo seguirá creciendo con el tiempo".

En junio de 2020, Buterin señaló que Ethereum 2.0 tendrá que depender de los métodos de escalado actuales, como los ZK rollups , durante al menos dos años antes de implementar la fragmentación de cadenas .