El desarrollador de Cardano, IOHK, ha comenzado a desplegar la infraestructura para introducir contratos inteligentes en la plataforma blockchain, acercándola a la funcionalidad de la que disfruta su rival Ethereum.

Anunciado hoy, "Alonzo" -nombre del matemático e informático teórico Alonzo Church- es la primera parte de una serie de actualizaciones que se espera que lleven la funcionalidad completa de los contratos inteligentes a la cadena de bloques a finales de agosto.

"La ruta de ingeniería más crítica, la ruta de integración, la ruta de coordinación y la ruta de la comunidad son para los próximos 90 días", dijo el fundador de Cardano y CEO de IOHK, Charles Hoskinson, en una actualización que emitió a principios de esta semana.

Los contratos inteligentes son una característica clave de la evolución de Cardano. Permitirán a la plataforma albergar aplicaciones de Finanzas Descentralizadas (DeFi) por primera vez, y competir con otros ecosistemas DeFi como Ethereum o Binance Smart Chain.

Ethereum es el líder actual en este espacio con mucha diferencia, pero el ascenso de la red se ha visto obstaculizado por las altas comisiones y la lentitud de las transacciones. Ethereum también se encuentra actualmente en proceso de una importante actualización, pero la actual situación da a Cardano, y a otros proyectos rivales como Binance Smart Chain, Solana, y Polkadot, una oportunidad para avanzar.

Cardano Avanza, Lento Pero Seguro

Desde su creación en 2015, Cardano se ha caracterizado por una rigurosa investigación y pruebas académicas. Las numerosas "épocas" de la transformación de la plataforma, que lleva el nombre de los famosos poetas internacionales Byron, Shelley, Goguen, Basho y Voltaire, están divididas por varias subfases y múltiples redes de prueba.

A principios de este año, Cardano completó su fase "Shelley", que transformó a Cardano de una blockchain federada a una descentralizada, ya que la comunidad se convirtió en validadora de la blockchain.

Alonzo es la última fase de la era "Goguen" de la red, que añade contratos inteligentes. Su despliegue tiene tres fases: azul, blanca y púrpura, que conducen a un hard fork que se espera en agosto.

Con cada fase, los desarrolladores planean introducir más usuarios y añadir nuevas características.

La estrategia de Cardano puede ser considerada poco sistemática por algunos, pero no parece haber hecho daño a ADA, la criptomoneda nativa de la plataforma. El token ocupa actualmente el quinto lugar, por el tamaño de su capitalización de mercado, y ha sido uno de los que más rápido ha subido este año.