Tips

  • La CFTC anunció que un Tribunal había acorado multar a Benjamin Reynolds, autor del sitio de estafa Control Finance con más de $500 millones de dólares.
  • Nadie sabe quien es ni donde está Reynolds

El viernes, la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos emitió un comunicado en el que exige al ciudadano británico Benjamin Reynolds que pague una multa de 571 millones de dólares por una estafa que llevó a cabo durante el verano y el otoño de 2017.

El grueso de la sanción es una multa de 429 millones de dólares, y los 142 millones adicionales se pagarán como restitución a sus víctimas.

AD

20.000 Bitcoin es mucho dinero. Hoy en día, con el Bitcoin rondando los 55k dólares viene a ser más de mil millones de dólares. A principios del verano de 2017, cuando Reynolds comenzó su estafa, el precio de Bitcoin era de unos 1.500 dólares, es decir, algo menos de una treintava parte de su valor actual.

Supuestamente desde Manchester, en el norte de Inglaterra, Reynolds se dirigió a unos 170 ciudadanos estadounidenses a través de una empresa ficticia llamada Control-Finance. A través de un sitio web, varios perfiles en las redes sociales y comunicaciones por correo electrónico, Reynolds les atrajo con la mendaz promesa de que negociaría sus fondos en los mercados de criptomonedas en línea y les devolvería un beneficio.

Construyó una elaborada mentira, diciendo a las víctimas que utilizaría "operadores de divisas virtuales especializados que generaban beneficios comerciales garantizados", según la declaración de la CFTC.

Desapareció rápidamente con el botín digital y no ha sido encontrado desde entonces, aunque la CFTC lo demandó en enero de 2019.

Criptomonedas: terreno fértil para los ciberataques.

Con la llegada de las criptodivisas, las nuevas formas de robo han aparecido con fuerza. En febrero de este año, la plataforma de finanzas descentralizadas (DeFi) C.R.E.A.M sufrió un robo de 37 millones de dólares cuando los hackers utilizaron un complejo exploit de varios pasos que implicaba préstamos flash.

Luego, en marzo, un monedero comprometido en la plataforma de dinero social Roll fue vaciado de su contenido, que fue vendido por 3.000 ETH, o unos 5,7 millones de dólares en ese momento, haciendo que el precio de muchos de los tokens robados cayera en picado.

Con la llegada de nuevas formas de ciberdelincuencia llegan también nuevas formas de heroísmo digital. El año pasado, el experto en seguridad de blockchain 'samczsun' descubrió un contrato inteligente vulnerable que dejaba 25.000 ETH, o 9,6 millones de dólares en ese momento, al descubierto. Aseguró subrepticiamente el bote y alertó a su legítimo propietario, Lien Finance.

Así pues, la pregunta sigue siendo: ¿sentirá Benjamin Reynolds el escozor penitente de una conciencia sana? ¿Pagará su multa con la CFTC? Incluso si mordiera la bala, aún le quedarían 500 millones en Bitcoin para sus indudables designios filantrópicos.

AD

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.