Tips

  • Vitalik Buterin fue preguntado sobre cómo la gente sobreestima o subestima a China.
  • Respondió que el impulso de EE.UU. de perseguir a las empresas tecnológicas chinas lo deja vulnerable ante otros actores.
  • Este conflicto podría ser una oportunidad para que las criptomonedas florezcan, sugirió.

Estados Unidos está en medio de una nueva guerra fría con China. Pero para Vitalik Buterin, creador de Ethereum, las batallas campales entre la superpotencia preeminente y la emergente se libran ahora con lis circuitos de los chips informáticos y las condiciones de servicio de las aplicaciones de telefonía móvil.

Entonces, ¿quién ganará, las empresas tecnológicas chinas o las estadounidenses? En realidad, tal vez sean las criptomonedas quienes emerjan como vencedoras en esta batalla, sugirió Vitalik Buterin, en una conversación grabada con Morgan Beller, socio general de la empresa de capital riesgo NFX.

"Definitivamente es cierto que gran parte del conflicto, incluso si es una suma negativa para la humanidad en general, es bueno para las criptomonedas", dijo el fundador de Ethereum después de referirse a la agresividad de Estados Unidos hacia las empresas tecnológicas chinas.

La administración Trump pasó la mayor parte de cuatro años argumentando que las empresas tecnológicas chinas eran caballos de troya para el gobierno chino. El presidente Trump intentó prohibir la popular aplicación WeChat (utilizada por más de mil millones de personas en todo el mundo) por motivos de seguridad nacional y también trató de forzar la venta del sitio para compartir vídeos TikTok de la empresa china ByteDance. Antes de dejar el cargo, el presidente Trump impuso aranceles a las tarjetas gráficas procedentes de China.

Buterin, un polímata que se encuentra igualmente a gusto discutiendo ecuaciones criptográficas y la reforma del sistema de votación (en una variedad de idiomas, incluido el mandarín), cree que esa es la manera equivocada de proceder.

"Si tu estrategia para manejar las cosas que te preocupan en una empresa tecnológica china, básicamente consiste en ir tras China, entonces vas a ser muy vulnerable a cualquier empresa tecnológica no china, o a cualquiera de cualquier otra parte del mundo que esté tratando de hacer exactamente lo mismo", dijo Vitalik Buterin a Beller.

Aunque EE.UU. -a través de las prohibiciones y los aranceles- profesa proteger a la gente de las amenazas a la seguridad y de la pérdida de empleos, respectivamente, Buterin parece insinuar que el poder centralizado de los gobiernos nacionales socava sus intentos de protección.

"Y aquí es donde entran en juego las criptomonedas, porque la descentralización es la única manera de convencer de forma creíble a la gente de que realmente te preocupas por tratar de protegerlas", dijo Vitalik Buterin.

Pero, ¿cómo pueden las criptomonedas afianzarse, exactamente, mientras los dos pesos pesados se enfrentan?

Buterin explicó un problema lógico en el que tres personas participan en un tiroteo. La persona A es más hábil que la B y la B es mejor que la C. ¿Quién tiene más probabilidades de ganar?

La respuesta: C.

"La razón por la que esto es cierto es porque A y B saben que A y B son la mayor amenaza del otro, por lo que básicamente van a matarse el uno al otro, por lo que C es el que tiene más probabilidades de salir vencedor" aseguró Vitalik Buterin.

Por si no lo has adivinado, la criptodivisa puede ser la C. No está en ninguno de los dos bandos, es descentralizada y resistente a la censura, y dos de sus principales obstáculos para la adopción se centran en atacarse el uno al otro.

"La criptomoneda es definitivamente una de esas cosas que está bien posicionada para ser C, que es la ganadora de un gran conflicto entre si es un estado contra otro estado o estados contra corporaciones". dijo Vitalik Buterin

Por supuesto, Vitalik Buterin está hablando en términos generales sobre un tema que entiende que es complejo. Para empezar, hay una nueva administración estadounidense. También hay más de tres actores: hay una D y una E al acecho en algún lugar del escenario.

Pero teniendo en cuenta una de sus predicciones en la entrevista -que China y Estados Unidos pronto tendrán la capacidad de vigilar los movimientos de los ciudadanos de la otra parte vía satélite-, una tecnología descentralizada que opere independientemente de los gobiernos y de las empresas tecnológicas individuales suena como una alternativa ganadora.