Mastercard, un actor clave en el mundo de los pagos tradicionales, está entrando en el mundo de las criptomonedas.

En una entrada de blog, la empresa de tarjetas de crédito ha anunciado que "empezará a admitir criptomonedas selectas directamente en nuestra red" en 2021.

Aunque Mastercard ya trabaja con las empresas de pago de criptomonedas Wirex y BitPay en las tarjetas de débito de criptomonedas, la noticia de hoy representa un cambio para permitir que las criptomonedas se muevan dentro de la red real.

"Nuestros socios cripto convierten los activos digitales en su extremo a las monedas tradicionales, y luego los transmiten a través de la red de Mastercard", explica la entrada del blog. "Nuestro cambio en el apoyo a los activos digitales directamente permitirá que muchos más comerciantes acepten criptomonedas, una capacidad que actualmente está limitada por los métodos patentados únicos para cada activo digital. Este cambio también eliminará las ineficiencias, permitiendo tanto a los consumidores como a los comerciantes evitar tener que convertir de ida y vuelta entre cripto y dinero tradicional para hacer compras."

¿Pero qué criptomonedas? El anuncio es cauteloso en este punto, señalando que está buscando "criptoactivos que ofrezcan fiabilidad y seguridad". Probablemente, stablecoins- criptodivisas diseñadas para mantener su valor en relación con un activo como el dólar estadounidense, de modo que puedan utilizarse para realizar pagos.

Según Mastercard, sus criterios para integrar los pagos con criptodivisas se reducen a la protección del consumidor, a las rígidas medidas de regulación y cumplimiento, como el KYC, y, sobre todo, al deseo popular de utilizar la criptodivisa en lugar de simplemente invertirla. Al fin y al cabo, es una plataforma de pagos diseñada para llevarse un porcentaje de cada transacción.

Mastercard ya ha mostrado su interés por las criptodivisas estables. En septiembre, lanzó una plataforma para que los bancos centrales probaran sus propias monedas digitales, conocidas como CBDC.

Todas las miradas han estado puestas en Bitcoin esta semana, ya que la mayor criptodivisa del mundo por capitalización bursátil alcanzó un máximo histórico después de que el fabricante de coches eléctricos Tesla comprara 1.500 millones de dólares del activo. Sin embargo, el uso de stablecoins como Tether y USDC ha aumentado a medida que los inversores minoristas e institucionales aumentan sus tenencias y se preparan para mover fondos.

Tether ha alcanzado hoy una oferta en circulación de 30.000 millones de USDT; es decir, un 25% más que el mes pasado. La historia es similar para USDC, la segunda stablecoin más popular; ha pasado de una capitalización de mercado de 4.700 millones de dólares a 6.700 millones en los últimos 30 días.

A finales del mes pasado, el CEO de la rival de Mastercard, Visa, Al Kelly, dijo en una conferencia sobre los resultados del primer trimestre que su empresa estaba contemplando la posibilidad de añadir criptomonedas a su red, aunque no asumió ningún compromiso.

"En la medida en que una moneda digital específica se convierta en un medio de intercambio reconocido, no hay ninguna razón por la que no podamos añadirla a nuestra red, que ya admite más de 160 monedas en la actualidad", dijo Kelly.

Parece que Mastercard le ha ganado la carrera a Visa.