Tips

  • Michael Saylor ha lanzado un nuevo curso online sobre Bitcoin.
  • Ofrece lecciones de "economía, inversión, filosofía e historia".
  • El CEO de MicroStrategy va a por todas en el proselitismo de las criptomonedas.

Si Bitcoin es una religión, el director general de MicroStrategy, Michael Saylor, es su sumo sacerdote.

Desde que invirtió una parte importante de las arcas de su empresa el año pasado, ha estado diciendo cosas como "el nombre de Dios es Satoshi", y comparando Bitcoin con un "enjambre de avispas cibernéticas que sirven a la diosa de la sabiduría, alimentándose del fuego de la verdad". La semana pasada celebró una conferencia en un intento de que otras empresas que cotizan en bolsa se sumen al proyecto, y predijo que una "avalancha" de nuevos inversores se uniría a la cruzada.

Ahora, Saylor está llevando Bitcoin a su organización sin ánimo de lucro orientada a la educación, la Academia Saylor. Un nuevo curso online promete enseñar "la economía, la inversión, la filosofía y la historia de Bitcoin, así como sus componentes técnicos y prácticos", en un paquete de 12 horas.

Los detalles del curso parecen hacerse eco de parte de la retórica de Saylor: una sección, intercalada con citas de personajes como Coleridge y Mark Twain, afirma que Bitcoin acelerará la transformación de la humanidad en una civilización Kardeshev Tipo I. (El sistema Kardsehev agrupa a las hipotéticas civilizaciones en tres categorías, dependiendo de su capacidad para aprovechar la energía del universo: el Tipo 1 puede aprovechar todo el potencial energético de su propio planeta).

Y aunque hay muchas pruebas que sugieren que la minería de Bitcoin consume mucha más energía que el sistema financiero tradicional, esto no suele considerarse algo bueno.

Que el curso sea parte de la visión de Saylor para el dominio de las criptomonedas a largo plazo no debería sorprender demasiado. Considere la fuente: MicroStrategy tiene ahora más de 3.000 millones de dólares en Bitcoin, y buena parte de sus ganancias y su valuación de mercado se la debe a la criptomoneda creada por Satoshi Nakamoto.