Jehan Chu, un inversor en criptomonedas radicado en Hong Kong, dice que compró el nombre de dominio de nivel superior ".nft" en el servicio de nomenclatura descentralizada Handshake.

Namebase, una startup que agiliza el proceso de compra y venta de nombres de dominio a través de Handshake, dice que ayudó a Chu a comprar el dominio de nivel superior ".nft" por 84.000 dólares, o unos 680.000 HNS, el token nativo de la blockchain de Handshake. El precio del dominio ".nft" lo convierte en una compra récord, según el director general de Namebase, Tieshun Roquerre.

En un tuit, Chu reveló que también es inversor en Namebase.

Y como .nft es un dominio de primer nivel (como .com o .net), Chu puede ahora emitir tantos subdominios como quiera.

Handshake ofrece una alternativa al tradicional DNS (servicio de nombres de dominio) que ha sido el sistema de denominación de sitios web dominante desde los primeros días de Internet. Los nombres de dominio, como decrypt.co, eliminan la necesidad de memorizar direcciones IP específicas, pero también están supervisados por autoridades centrales (como ICANN). Todo lo que termina en ".com", por ejemplo, se registra a través de una empresa llamada Verisign.

Handshake pretende poner todo el proceso de nomenclatura en su propia cadena de bloques. Los 100.000 dominios más populares (determinados por la empresa de análisis de Internet Alexa, propiedad de Amazon) están prohibidos por ahora, pero a diferencia de la ICANN, Handshake permite registrar cualquier otro dominio que se desee mediante subasta. Estos pueden ser más largos que los nombres de dominio tradicionales, e incluyen caracteres especiales como los emojis (la puja por 🧙 termina en seis días!).

Un posible inconveniente es que no se puede acceder a los nombres de dominio registrados a través de Handshake a través de los navegadores convencionales (al menos, no sin una solución heterodoxa), ya que viven exclusivamente en la blockchain de Handshake.

Esto podría cambiar, sin embargo: el navegador de privacidad cripto-amigable Brave ya ha implementado el acceso a los dominios IPFS, que proporcionan sitios web similarmente "resistentes a la censura", y según un viejo tweet del CEO, la compañía ha pensado al menos en apoyar a Handshake.

Pero por ahora, los nombres de dominio como .nft pueden seguir pareciendo oportunidades de inversión más que compras prácticas.