Tips

  • El FMI elogió a Rusia por las medidas de alivio cuantitativo y de estímulo financiero.
  • Estas medidas pueden conducir a la inflación y a la devaluación de las monedas fiduciarias.
  • Más gente podría recurrir a las criptodivisas como cobertura contra la inflación.

"Gasta todo lo que puedas y luego gasta un poco más", fue el mensaje dado anoche por la Directora General del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, en el foro económico anual de Rusia Gaidar... Imagina lo que dirán los usuarios de criptomonedas sobre esto.

Uno de los temas centrales del foro, como en todas partes, fue los efectos de la pandemia en las economías de todo el mundo. Georgieva elogió a Rusia por su respuesta a COVID-19, atribuyendo la rápida recuperación del país a las medidas de alivio cuantitativo de su banco central y al paquete de estímulo de 54.300 millones de dólares del Kremlin.

En una conferencia pública, Georgieva dijo: "En términos de políticas para ahora, muy inusual para el FMI, a partir de marzo saldría y diría: 'por favor, gasten'".

Es un sabio consejo para una economía global calibrada por dinero fiduciario, aunque los consumidores podrían recibir los mayores golpes. Es probable que la inflación aumente ya que más dinero impreso impulsa la demanda de bienes y servicios.

Muchos inversores piensan que las criptomonedas ofrecen una cobertura contra la inflación. La teoría dice que imprimir más dinero devalúa las monedas fiduciarias, como se vio en la respuesta a la pandemia de la Reserva Federal el año pasado, cuando una impresión masiva de dólares hizo bajar el precio de la moneda americana.

A diferencia del dinero fiduciario, algunas criptodivisas como Bitcoin tienen su suministro determinado algorítmicamente, lo que significa que permanecen fuera de las fluctuaciones del mercado de las monedas fiduciarias como la libra esterlina y el dólar.

Capitalización Total del Mercado de criptomonedas. Imagen: Coinmarketcap
Capitalización Total del Mercado de criptomonedas. Imagen: Coinmarketcap

Las criptomonedas estuvieron en el punto de mira durante todo el año 2020, con el líder del mercado, Bitcoin, recuperándose rápidamente de la caída del mercado a mediados de marzo antes de acelerar el ritmo para cambiar su precio de cuatro a cinco dígitos el 27 de julio. Poco a poco fue avanzando durante todo el verano antes de iniciar una histórica carrera alcista en el último trimestre del año, cuando los precios se triplicaron con creces, pasando de 10.500 dólares el 3 de octubre a 33.000 dólares el segundo día de 2020, y continuaron alcanzando máximos de algo más de 41.000 dólares.

Con los gobiernos de todo el mundo centrando su atención en el despliegue de vacunas y la estimulación de sus economías, será interesante ver cómo reaccionará la economía del mundo cripto.