¿Qué hay que decir sobre el 2020 que no se haya dicho ya? Independientemente de escribir para fanáticos o no de las criptomonedas, la verdad nos alegra que haya terminado. Pero las fiestas son para reflexionar, y el proceso de elaboración de listas puede equivaler a una especie de purga necesaria.

Aquí está la primera parte de nuestra revisión de cuatro partes del año para el mundo cripto, que echa un vistazo a los mayores eventos de enero a marzo.

El Pump Pre-virus de Bitcoin

Enero y Febrero:

Durante enero y febrero Bitcoin tuvo un impulso alcista. Cerró el mes de enero con 9.350 dólares, frente a los 7.200 dólares de principios de año. En febrero se produjo un salto a más de 10.000 dólares, y una posterior caída que hizo que el precio volviera a bajar hasta el rango de los 8.600 dólares.

"Ni genial, ni terrible", podrías haber dicho en ese momento... si no estuvieras comprobando las noticias de Wuhan.

Bitcoin alcanza los 500 millones de transacciones

5 de febrero:

En febrero se registró la transacción número 500 millones en la cadena de bloques de Bitcoin, y tenemos el bloque 00000000000000000001145bf2e7cb7f04df55feaf3b55d9f6511522bbbf333f para agradecer por hacerla realidad.

Eso puede parecer mucho, pero considera esto: Desde entonces, la blockchain ha registrado casi 100 millones de transacciones más.

Un colapso inducido por un virus

Mediados de Marzo:

El 9 de marzo, se produjo la primera caída del mercado de valores inducida por COVID, y una caída de 2000 puntos en el Dow - la mayor caída de puntos de la historia, hasta tres días más tarde, cuando cayó 2.300 puntos. El 16 de marzo marcó el récord actual, con una caída de 2.997 puntos, o casi el 13%.

Los mercados de criptomonedas vieron su mayor caída el 12, con el precio de Bitcoin cayendo a 4.100 dólares en la mañana del 13 de marzo. El volumen de comercio en una serie de grandes plataformas de intercambio alcanzó un máximo colectivo de todos los tiempos, mientras la gente se apresuraba a retirarse.

La industria de criptomonedas se prepara para el halving de Bitcoin

Enero - marzo:

La anticipación que rodea al halving de Bitcoin puede haber reforzado el mercado de criptomonedas antes de que el virus echara a perder las cosas, y la gente empezara a ver las criptomonedas más como un medio para comprar papel higiénico y desinfectante para las manos que como un almacén de valor a largo plazo.

Las cosas fueron un poco más sombrías para las empresas mineras de Bitcoin: Como ejemplo, la empresa china Bitmain, que vende productos mineros, redujo su plantilla de manera significativa en enero mientras se preparaba para una caída de los beneficios.

Los candidatos pro criptomonedas Gabbard y Yang ponen fin a sus postulaciones presidenciales

Febrero-Marzo:

El número de candidatos presidenciales demócratas comenzó a reducirse en febrero, y Andrew Yang, un defensor de Bitcoin, que incluyó cosas como la votación con tecnología blockchain en su plataforma oficial, se retiró de la carrera a raíz de las primarias de New Hampshire. Tulsi Gabbard también se retiraría en marzo.

Otros "candidatos presidenciales", como Brock Pierce o John McAfee también participaron. Ambos técnicamente se postularon para presidentes, aunque el primero terminó siendo citado con papeles de la corte en su propio evento de campaña, y el segundo está actualmente en una prisión española.

Akon obtiene la aprobación para la utópica "Ciudad de Akon" en Senegal

13 de Enero:

Akon ha sido un fanático de las criptomonedas durante mucho tiempo. El músico y empresario tiene su propia moneda ("Akoin", duh) y en enero, tweeteó que había sido autorizado para construir una ciudad entera basada en la moneda.

La ciudad de Akon estará supuestamente situada cerca de Dakar, Senegal, y funcionará enteramente con Akoin. Es una perspectiva intrigante: una aldea de turismo sostenible con un presupuesto de 2.000 millones de dólares que se pretende terminar para el año 2025.

Akon cree que la blockcahin ayudará a los africanos a depender menos de sus gobiernos, diciendo que "devuelve el poder al pueblo". Otros han expresado su escepticismo sobre si la ciudad de Akon será la criptopía prometida.