La Reserva Federal de los Estados Unidos anunció ayer que no tiene planes para frenar los paquetes de estímulo del coronavirus y esto podrían ser un fuerte argumento a favor de Bitcoin, dijeron varios analistas de mercado a Decrypt. Los paquetes de estímulo, que durante mucho tiempo se ha temido que desplomen el valor del dólar americano, podrían al final catalizar un éxodo hacia criptomonedas no manipulables.

La Fed anunció ayer que continuaría comprando al menos 80.000 millones de dólares en deuda pública cada mes y mantendría las tasas de interés cerca de cero hasta que el desempleo baje y la inflación promedie el 2% nuevamente.

La Reserva Federal cree que podrían pasar años hasta que eso suceda, según las proyecciones que publicó ayer.

El equivalente al Banco Central de los Estados Unidos proyectó que tanto el desempleo como la inflación no alcanzarán los niveles prepandémicos hasta por lo menos el 2023, sugiriendo que espera que la impresión de dinero continúe por varios años más.

La Reserva Federal está haciendo lo mejor que puede para mantener la economía estadounidense bajo control y evitar la devaluación del humilde dólar estadounidense, que la Reserva Federal llama con tanto orgullo la moneda de reserva del mundo. Pero eso podría no ser suficiente.

Bitcoin, una moneda descentralizada que opera sin un banco central como la Fed (y es por lo tanto, uh, intachable por su volatilidad, salvo por la manipulación de su mercado tras las acciones de las ballenas), se encarga de estas inseguridades.

Denis Vinokourov, jefe de investigación del broker de commodities Bequant, dijo a Decrypt que "un dólar estadounidense más débil, unido a un apetito de riesgo, suele acarrear problemas en los mercados de divisas, ya que tiende a desembocar en la caza de rendimientos y en flujos hacia los mercados emergentes". ¡Todo mal! "Esto generalmente significa problemas para los bancos centrales locales porque conduce a una mayor inflación", dijo.

Ah, pero esto es bueno para Bitcoin, dijo Vinokourov, que es "una cobertura contra todas las cosas inesperadas, así como la inflación". La gente de los mercados emergentes, cuyos bancos centrales han arruinado sus monedas, tienen una mayor probabilidad de cambiarse a Bitcoin, dijo.

Matthew Edwards, CEO y CIO de Dalpha Capital, un fondo de criptomonedas, dijo a Decrypt que aunque el argumento de Bitcoin como almacén de valor y cobertura contra la inflación ya ha atraído a inversores multimillonarios como Paul Tudor Jones, "eso sigue siendo puramente teórico en este momento ya que la inflación (como se mide tradicionalmente) sigue estancada y BTC todavía tiene que ser probada en un entorno inflacionario".

De más importancia potencial, dijo Edwards, es que las tasas de interés persistentemente bajas, así como los descensos en los rendimientos de las inversiones más tradicionales, podrían aumentar el apetito de riesgo de los inversionistas. Y Bitcoin es el más arriesgado de todos.

Todo esto, dijo Guy Hirsch, que dirige eToro US, "es probable que estimule el interés minorista en Bitcoin y otros activos digitales". La baja tasa de ahorro de la Reserva Federal se filtró a las cuentas de ahorro de EE.UU., donde los bancos tradicionales pagan míseras sumas de dinero a, emm, HODLers de dólares americanos.

"La gente está empezando a darse cuenta de que el valor de su dinero está disminuyendo porque no están obteniendo rendimiento de él", dijo, "y están empezando a buscar en otra parte para preservar tanto su poder adquisitivo como su riqueza". La enorme ventaja que ofrece Bitcoin, además de la oportunidad de obtener rendimiento de él, es extremadamente atractiva para un gran número de personas y lo seguirá siendo en el futuro inmediato".

Todo ello equivale a una super publicidad para Bitcoin cortesía de la Reserva Federal de los Estados Unidos, concluyen los analistas de mercado. Y si los precios por las nubes son algo a lo que atenerse, está funcionando.

Disclaimer

Los puntos de vista y opiniones expresados por el autor son sólo para fines informativos y no constituyen un consejo financiero, de inversión o de otro tipo.