El economista jefe de la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de Estados Unidos quiere que se regulen los emisores de stablecoins. Y por su propio bien.

Charles Calomiris, que supervisa el Departamento de Economía de la OCC, hizo las observaciones en un nuevo documento, "Chartering the FinTech Future" (N.T Licenciando el Futuro de las Fintech).

En él sostiene que "el sistema bancario tradicional se revuelca en un estado de ineficiencia e inutilidad" y que están surgiendo nuevas instituciones de fintech, que están demostrando ser útiles para llevarnos "por un camino de mayor eficiencia y estabilidad".

Los bancos de Fintech y los emisores de stablecoins están siendo impulsados por la OCC para que alcancen su máximo potencial "saliendo de las sombras y uniéndose al sistema de banca estatutaria", según el documento.

La Oficina del Contralor de la Moneda, o OCC, es esencialmente la oficina de regulación bancaria del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Está dirigida por Brian Brooks, un antiguo ejecutivo de la principal plataforma de intercambio de criptomonedas de los EE.UU. Coinbase.

Aunque Brooks ha sido criticado por los miembros del Congreso por estar "demasiado centrado" en las criptomonedas, el jefe de la OCC a principios de este mes casi garantizó que los EE.UU. nunca prohibirían Bitcoin y prometió "un montón de buenas noticias para las criptomonedas" en el camino.

Sin embargo, la regulación de las stablecoins no es probablemente lo que las empresas de criptomonedas tenían en mente, aunque Calomiris argumenta que en última instancia beneficiará a la industria.

Calomiris dijo en su documento que al regular esencialmente los nuevos "bancos de sombra de fintech", los clientes podrían librarse de "prácticas inescrupulosas, deshonestas o engañosas". "Sin embargo, creo que hay varias ventajas identificables de otorgar licencias a proveedores de stablecoins con modelos de negocio seguros y sólidos como los bancos nacionales", escribió.

Calomiris señaló que los bancos desafiantes -especialmente los que emiten stablecoins- se beneficiarían de la obtención de licencias de bancos nacionales ya que podría reducir sus costos, ayudarles a proporcionar un mejor servicio y obtener un mayor acceso a los servicios financieros, "especialmente para los no bancarizados e insuficientemente bancarizados".

"Los bancos fantasma de Fintech" se refieren a los nuevos bancos pequeños -mayoritariamente móviles- que desean enfrentarse a los grandes bancos. Han estallado en popularidad en el Reino Unido y los Estados Unidos en la última década, pero aún no han comenzado a emitir stablecoins por sí mismos.

Algunos reguladores y legisladores de los Estados Unidos instan a los emisores de Stablecoin, como Tether y Centre (una asociación entre Coinbase y la empresa de pagos Circle), a obtener licencias bancarias.

La controvertida Ley STABLE, copatrocinada por la congresista Rashida Tlaib, miembro del "escuadrón", propone que los emisores de stablecoin deben ser regulados como los bancos, porque plantean un riesgo sistémico.

Aunque es poco probable que esta iteración particular del proyecto se apruebe como ley en un futuro próximo, la idea de tratar a las empresas de stablecoin como bancos está evidentemente ganando terreno entre los reguladores.