Son los últimos días del 116º Congreso de los Estados Unidos, que termina el 3 de enero de 2021. Cualquier proyecto de ley que no se haya convertido en ley para entonces morirá con él. ¡Pero todavía hay tiempo de sobra para patear el avispero de Cripto Twitter! especialmente si se trata de stablecoins.

El 2 de diciembre, la congresista Rashida Tlaib anunció la Ley de Cumplimiento de Licencias Bancarias para Stablecoins (STABLE), que es copatrocinada por el representante Jesús "Chuy" García y el representante Stephen Lynch.

retrato de la congresista Rashida Tlaib, quien quiere regular las stablecoins. Imagen oficial

El proyecto, que casi no tiene posibilidades de convertirse en ley, irritó a los entusiastas de las criptomonedas casi inmediatamente despues de su anuncio. Esto se debe a que apunta directamente a que las empresas de stablecoin como Tether e inclusive el mismo Facebook, requerirían de una carta bancaria y aprobación por la Reserva Federal y la FDIC para emitir stablecoins, lo cual no es una hazaña pequeña para las empresas de activos digitales.

Los stablecoins son un tipo de criptomoneda cuyo valor está vinculado a otro activo, a menudo el dólar de los EE.UU. Y ya ha recibido varias críticas, como las del editor de The Block, Mike Dudas quien dijo que los demócratas estaban a punto de convertirlo en republicano —el partido rival— de seguir con estas prácticas.

El proyecto de ley está escrito ostensiblemente para proteger a los consumidores de ingresos bajos y moderados que se han visto excluidos del sector bancario tradicional. Tlaib y otros están presionando en favor de una reglamentación que impida que las empresas de criptomonedas adopten los malos hábitos de los grandes bancos y margine aún más a las poblaciones vulnerables.

Meltem Demirors, Directora de Estrategia de CoinShares, dijo que el proyecto de ley haría lo contrario de lo que pretende: "Las criptodivisas BAJAN el costo de atender a las poblaciones que históricamente han sido excluidas del sector bancario", escribió. "El aumento de los costos y las obligaciones de cumplimiento obligan a las empresas a recortar el acceso de la clientela no rentable".

Jeremy Allaire, director general de Circle, que emite el stablecoin USDC, aprovechó para resaltar la innovación que ha venido de fuera de la banca tradicional: "La Ley STABLE representaría un enorme paso atrás para la innovación de la moneda digital en los Estados Unidos, limitando el progreso acelerado tanto de la industria de tecnologías blockchain como de las fintechs"

El profesor adjunto de la Facultad de Derecho de la Universidad Willamette, Rohan Grey, que aportó información sobre el proyecto de ley, replicó que los innovadores necesitan barandillas. "Oh, el propósito de las regulaciones es dar a los actores de la industria lo que quieran?" escribió. "Algunas personas quieren actuar como si la ignorancia de la historia bancaria fuera una posición de principios".

Mientras tanto, los cadetes del ejército de XRP piensan que esto no es tan malo - especialmente la parte que ordena que las stablecoins deben mantener 1 dólar en reserva por cada token de stablecoin emitido.

Con los EE.UU. probablemente dirigido hacia otros dos años de gobierno dividido, este proyecto de ley no se puede hablar mucho más allá de esta semana. En su lugar, los usuarios de criptomonedas quizá deban esperar la versión del gobierno de estabilidad - en lo legislativo y regulatorio - con o sin las monedas.