Tips

  • Coinbase perdió el 5% de su personal por su decisión de permanecer banear posturas políticas.
  • El CEO Brian Armstrong dijo que el equipo debe centrarse en su misión de inclusión financiera, que sólo se puede lograr mediante el crecimiento de los beneficios e ingresos de Coinbase.
  • Dijo que la política puede existir en el lugar de trabajo pero que la empresa no abogaría por políticas no relacionadas con las criptomonedas.

El CEO de Coinbase, Brian Armstrong, anunció hoy que el 5% de los empleados, o 60 de los 1.200 que trabajan para la plataforma estadounidense, optaron por un paquete de salida después de que la semana pasada prohibiera a sus empleados hablar de política.

Más empleados pueden irse mientras la empresa termina de discutir con algunos de ellos.

En una entrada del blog de Coinbase hoy -cuyo contenido fue enviado por correo electrónico a los empleados a principios del día- Armstrong dijo que "podría haber hecho un mejor trabajo trayendo al Grupo Operativo y a los gerentes en esta aclaración de nuestra cultura para que todos estuvieran preparados antes de que saliera a un grupo más amplio".

Armstrong fue atacado por los empleados en junio después de que se negó a compartir sus puntos de vista sobre Black Lives Matter, causando el abandono de los empleados.

Black Live Matter es un movimiento civil estadounidense que condena la brutalidad policial por causa de odio racial hacia personas de raza negra. Adquirió fuerza a finales de Mayo luego de que el agente de policía Derek Chauvin presionara con su rodilla el cuello de un afroamericano llamado George Floyd durante casi nueve minutos hasta matarlo en una calle pública tras recibir una llamada acusándolo de pagar una factura de $20 con un billete falso.

El 27 de septiembre, Armstrong dijo a sus empleados que Coinbase es una "empresa centrada en una misión". Esto significa que sus empleados deben centrarse en el crecimiento de la plataforma de intercambio. También significaba que la empresa sólo debería abogar por la política en torno a las criptomonedas en lugar de cuestiones sociales, como "la atención sanitaria o la educación, por ejemplo".

"No nos involucramos aquí cuando los temas no están relacionados con nuestra misión principal, porque creemos que el impacto sólo viene con el enfoque", dijo. Armstrong dijo que aquellos de grupos minoritarios "no han tomado el paquete de salida en números desproporcionados a la población en general".

Jack Dorsey, CEO de Twitter y destacado partidario de Bitcoin, se dirigió a Armstrong el 30 de septiembre (con un tweet) con la réplica de que las criptomonedas son inherentemente, inevitablemente, políticas ya que distribuyen a las masas el poder que normalmente tienen los bancos o los gobiernos.

"Sí, estamos bien siendo políticos en esta área en particular porque se relaciona con nuestra misión", dijo Armstrong hoy en su correo electrónico.

Armstrong dijo que los empleados no tendrán que "pretender que la política no existe", y les pidió que usaran su buen juicio al darle sentido a esta "línea borrosa".

Y Coinbase no sólo busca beneficios, dijo, sino también "cumplir la misión" y mantener a sus empleados contentos. Sin embargo, esta misión sólo puede ser cumplida a través de... "ingresos crecientes y ganancias".

"Aunque hacer que los miembros del equipo se vayan nunca es fácil, creo que emergeremos como una compañía más alineada tras esto", dijo. Con la desaparición de los disidentes, el sesgo de supervivencia puede ser de ayuda.