In brief

  • Un informe de la Europol dice que las criptomonedas siguen siendo usadas para varios delitos.
  • Aunque la actividad de la actividad legítima ha aumentado más rápidamente que la ilegítima, los delitos siguen siendo comunes.
  • La sextorsión, el robo y las interacciones más sofisticadas de la web oscura utilizan criptomonedas.

Un informe de Europol sobre el crimen organizado en Internet afirma que las criptomonedas juegan un papel importante en el cibercrimen.

El uso de criptomonedas para facilitar el crimen se ha establecido desde hace mucho tiempo. Ya en 2011, la infame mercado web de la Ruta de la Seda puso al descubierto cómo los delincuentes utilizaban criptomonedas para traficar con drogas ilegales, mientras que otros mercados negros se especializaban en armas, robo de identidades y explotación infantil. Once años después del nacimiento de la industria de las criptomonedas, el informe de Europol sugiere que todavía hay que aprender lecciones.

"La fiabilidad, la irreversibilidad de las transacciones y el grado de anonimato percibido han hecho que las criptomonedas sean el método de pago por defecto para los pagos de víctimas a criminales en rescates de ransomware y otros crímenes de extorsión, así como los pagos de entre criminales en la deep web", dice el informe.

Sin embargo, cabe señalar que la actividad de criptomonedas legítima parece haber crecido más rápidamente que la actividad ilegítima desde los días de la Ruta de la Seda. En 2019, la mayoría de las transacciones de Bitcoin estaban vinculadas a la inversión y el comercio, lo que resultaba en que la actividad delictiva sólo ocupara el 1,1% del total de transacciones.

Eso puede parecer pequeño, pero los delitos siguen siendo importantes. Actividades de extorsión, mayor sofisticación en la oscuridad y robo, todo esto aparece en los hallazgos del informe.

Se ha descubierto que la mayor cantidad de amenazas suelen implicar la sextorsión (extorsión de tipo sexual). "Según un estudio reciente que analiza un subconjunto de 4 millones de correos electrónicos de sextorsión interceptados, se extrajeron más de 12.500 direcciones Bitcoin, 245 de las cuales recibieron uno o más pagos", dice el informe.

En el informe de la Europol se constató que las criptodivisas se siguen utilizando en todo el mundo para actividades ilícitas en línea. Imagen: Shutterstock

En la oscuridad, las criptmonedas enfocadas a la privacidad se han convertido en una herramienta predilecta entre los criminales. Las wallets Wasabi y Samurai fueron mencionadas en el informe como herramientas para lavar anónimamente criptodivisas. Esto encaja con la narrativa más amplia del informe, donde los administradores del sitio se están adaptando en la búsqueda de mejores soluciones de seguridad para interactuar entre sí.

El robo se ha vuelto más prominente en los últimos años, y el informe sugiere que esto se debe al rápido crecimiento de la industria de las criptomonedas en general. "La creciente adopción de criptodivisas aumenta el número de víctimas vulnerables, por lo que no es de extrañar que los robos de carteras individuales y empresariales hayan adquirido mayor relevancia en los últimos años", dice el informe.

Sólo en 2019, 10 hacks confirmados a plataformas de intercambio de criptomonedas provocaron pérdidas por valor de más de 240 millones de euros (283 millones de dólares), pero estas cifras alcanzaron su punto máximo en 2018, cuando se produjo un robo sin precedentes de 950 millones de euros (1.120 millones de dólares), de los cuales unos 500 millones de euros (589 millones de dólares) procedían del intercambio japonés Coincheck.

Y a menos que se aprendan estas lecciones, estos robos continuarán ocurriendo.