"Las criptomonedas son una forma de estar un poco más integrado en el mundo globalizado", dijo Erich García Cruz, un YouTuber nativo de Cuba que se dedica a enseñar a los locales cómo usar Bitcoin para eludir las restricciones del gobierno y el embargo comercial de los Estados Unidos.

El gobierno cubano frena el acceso a Internet y el embargo comercial de EE.UU. restringe las importaciones. Cruz, creador del canal Bachecubano, cree que Bitcoin podría ayudar a los cubanos a sortear esos obstáculos.

Durante seis meses, el havanés de 33 años ha estado enseñando a sus 28.000 seguidores a comprar Bitcoin y a lanzarse en masa a los mercados globales.

"Creo que las criptomonedas son una magnífica solución a los miles de problemas actuales de Cuba. Por eso queremos enseñar y dar las mejores formas de usarlas para resolver nuestros problemas diarios a toda costa", dijo el influenciador a Portal do Bitcoin.

Los dos flujos de mercado de Cuba

Cruz dice que el mercado de productos tecnológicos está completamente controlado por el estado y se limita a las tiendas estatales.

Los productos de alta tecnología sólo llegan cuando los ciudadanos, los familiares y los turistas traen productos, generalmente de los EE.UU., en vuelos comerciales. Estos productos se venden a través de redes informales, así es como Cruz compra el equipo que presenta en su canal.

Los cubanos tampoco tienen acceso a tarjetas de crédito o débito. Cruz sólo logró acceder al dinero que ganó en su canal de YouTube cuando un familiar cercano, que vive en los EE.UU., envió productos a Cuba.

Cruz dice que la pandemia del Covid-19 ha afectado gravemente a estos mercados comerciales informales, que están "deprimidos en este momento, ya que no hay vuelos comerciales". La demanda creció, pero la oferta se volvió caótica.

Las criptomonedas como solución

Ahí es donde entra Bitcoin: permite a los cubanos participar en la economía global sin depender de los mercados informales. Para Cruz, Bitcoin proporcionó libertad financiera y un mayor control del dinero que gana.

"Por eso buscamos soluciones que permitan a los cubanos, por ejemplo, comprar criptodivisas, cambiarlas en los mercados internacionales por otras monedas y operar con ellas", dice.

Cruz quiere enseñar a sus seguidores cómo hacer transacciones a través de criptomonedas. También quiere que se interesen por las muchas estafas y esquemas piramidales que buscan atraer a los desinformados.

Comprando Bitcoin en Cuba

Hace seis meses, Cruz publicó su primer video sobre Bitcoin y criptomonedas. Empezó a enseñar a sus seguidores cómo comprar Bitcoin en Cuba.

Cruz demuestra que los cubanos deben comprar criptomonedas de personas que compranlos tokens en el extranjero, o tienen familiares que lo hacen.

Si los cubanos no tienen amigos o parientes dispuestos a comprar o vender Bitcoin en su nombre, Cruz dijo que los grupos de WhatsApp, Telegram y las plataformas web hacen que sea fácil para los compradores encontrar vendedores.

Gracias a las criptomonedsa, los cubanos pueden hacer compras en los principales sitios internacionales y suscribirse a servicios digitales, como Amazon y Netflix.

Sin embargo, como todo esto depende de redes informales, la criptodivisa suele venderse por encima del precio de mercado. Pero como es la única manera de que los cubanos compren Bitcoin, no tienen muchas otras opciones.

[Esta historia fue publicada originalmente en PortaldoBitcoin.com, y es compartida por acuerdo con ese sitio. Ha sido editada para ajustarse al estilo de Decrypt].