Esta mañana, los usuarios venezolanos de Paxful, un sitio de compra y venta de Bitcoin de los Estados Unidos, recibieron un correo electrónico en el que la plataforma les agradecía su uso y se despedía de Venezuela.

"Debido a las preocupaciones sobre el panorama regulatorio alrededor de Venezuela y la propia tolerancia al riesgo de Paxful, lamentamos informar que Paxful cesará sus operaciones en Venezuela", dijo la plataforma en una declaración compartida con Decrypt, "Hicimos nuestros mejores esfuerzos durante varios meses, pero con los riesgos actuales, no tuvimos otra opción que tomar esta decisión increíblemente difícil".

Extracto del mensaje de Paxful a los usuarios de Venezuela.

Si la situación cambia, indicó Paxful, podría empezar a ofrecer servicios de nuevo en el país.

La plataforma había actuado en el pasado para restringir las actividades de los venezolanos. Este verano, prohibió el uso de cuentas del Banco de Venezuela, el banco más grande del país. Más tarde, prohibió el uso de Petros o cualquier otra transacción con plataformas de intercambios que apoyen la criptomoneda autorizada por el Estado venezolano.

En un post de Twitter, el equipo de Paxful aclaró que las onerosas regulaciones a las que se refiere no son de Venezuela sino que están relacionadas con la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Las sanciones de la OFAC contra Venezuela impiden a los americanos hacer negocios con el gobierno venezolano o con empresas del gobierno, así como una letanía de otras cosas. También añaden papeleo para las instituciones financieras del país.

Los costos regulatorios pueden no haber valido la pena para Paxful, que no hace muchos negocios en el país. Según datos de Useful Tulips, mientras LocalBitcoins movió más de 4,5 millones de dólares la semana pasada en Venezuela, la bolsa norteamericana reportó negocios de menos de 25.000 dólares.

Otros intercambios, sin embargo, tienen un apetito (y presupuesto) diferente por el riesgo. Varias nuevas opciones han comenzado a ofrecer sus servicios en Venezuela, desde intercambios centralizados como Binance hasta plataformas comerciales descentralizadas como HodlHodl.