Twitter ha explotado desde el espectacular escándalo del SushiSwap.

Pero primero lo primero, un resumen: Para los que no lo sepan, SushiSwap es un clon del intercambio descentralizado Uniswap que ganó popularidad en Twitter junto con el boom de las DeFi.

El nuevo protocolo, lanzado el 26 de agosto, funciona exactamente como Uniswap pero con un nuevo token, $SUSHI, y recompensas en criptomonedas para los proveedores de liquidez y los poseedores de esos tokens.

Las cosas iban bien hasta que el creador seudónimo de la DEX, Chef Nomi, la semana pasada retiró 14 millones de dólares del fondo de liquidez de $SUSHI. Fue acusado de orquestar una estafa de salida, que negó antes de pasar la responsabilidad a la comunidad. Ayer, el chef Nomi se disculpó públicamente y devolvió los fondos. Como parte de su recalcitrancia, está dejando que la comunidad decida cuánto dinero pagarle por crear el protocolo.

Entonces, ¿qué opina la comunidad de DeFi sobre esto? Una total confusión.

Alex Masmej, el hombre que vendió versiones tokenizadas de sí mismo en línea, escribió: "#SushiSwap devuelve los fondos?? ¿Qué demonios es esta línea de tiempo?"

Algunos fueron positivos, como la cuenta de la web de noticias, Coin Bureau, que dijo que era un "final feliz".

Y luego estaba James Bang, CEO de Zeo Capital, quien dijo en Twitter que era "tiempo de perdonar al Chef Nomi".

Pero la mayor parte de Twitter todavía se tambaleaba por el shock de lo que pasó. William Savas, un inversor inmobiliario de Nueva Jersey, respondió: "La parte loca es que la gente todavía confía en este hombre!"

"Todos buscan dinero fácil y se queman".

El Chef Nomi, mientras tanto, se ha quedado callado. Ha twitteado como parte de su disculpa: "Seguiré participando en la discusión e implementación técnica del SushiSwap en el fondo. Pero no tendré ningún control. No tomaré ningún foco de atención. No seré parte del gobierno".