Tips

  • Los investigadores de Los Álamos han encontrado una forma de evitar que los programas de minería de criptomonedas infecten a las supercomputadoras.
  • Los cripto-mineros usan la potencia de los ordenadores para minar secretamente criptomonedas, como Bitcoin.
  • Los investigadores de Los Álamos afirman que su solución basada en la IA es superior a la protección más convencional

Un grupo de investigadores de Los Álamos, el laboratorio científico estadounidense que creó la bomba atómica, ha creado un sistema de inteligencia artificial que mantiene a los mineros Bitcoin fuera de las supercomputadoras.

Ocasionalmente, los hackers se las arreglan para infectar las supercomputadoras —algunas de las computadoras más poderosas del mundo, con velocidades de procesamiento cientos de miles de veces más rápidas que incluso las mejores PC gamers— con malware para minar criptomonedas.

La idea es robar todo ese poder y usarlo para minar criptos PoW, como Bitcoin, Litecoin o Monero. Son el azote de los operadores de supercomputadoras, que presiden la potencia de cálculo normalmente reservada a los investigadores científicos de alto nivel. En mayo, por ejemplo, al menos una docena de supercomputadoras europeas tuvieron que apagarse debido a ataques de minería cripto, según la BBC.

Los afectados, o potencialmente en riesgo, podrían entonces apreciar el trabajo de los científicos informáticos del Laboratorio Nacional de Los Álamos, que han ideado un sistema de inteligencia artificial para detener a estos atacantes en su camino.

Lo explicaron todo en su documento "Code Characterization With Graph Convolutions and Capsule Networks", publicado por el IEEE, uno de los principales organismos en materia de infraestructura de Internet.

Mientras que otros sistemas tratan de buscar código malicioso, el sistema de Inteligencia Artificial de los investigadores de Los Álamos evita la minería ilegal de bitcoin asegurándose de que la supercomputadora sólo ejecute los programas que se supone que se ejecutan en su hardware .

Según una entrada de blog, "en lugar de encontrar una coincidencia con un programa criminal conocido, el sistema comprueba si un gráfico está entre los que identifican los programas que se supone que se ejecutan en el sistema".

Los investigadores hicieron algunas pruebas y encontraron que detecta los cripto-mineros maliciosos "mucho más rápido y más fiable que los análisis convencionales, que no son de Inteligencia Artificial".