Según la publicación local RBC el martes, el servicio de monitoreo financiero de Rusia propuso una herramienta de inteligencia artificial (AI) para rastrear las transacciones de Bitcoin en el país.

Los reguladores se han unido al Instituto de Física de la Universidad de Moscú para desarrollar el proyecto "Blockchain Transparente" que analiza las transacciones de Bitcoin para mapear el comportamiento de los usuarios y rastrear el movimiento de Bitcoin en Rusia. Se basa en un sistema similar desplegado a principios de este año para rastrear el tráfico de drogas en el país, según el informe.

Debajo del escáner están las transacciones de Bitcoin, Dash, Omni y Monero. El objetivo de los reguladores es monitorear la actividad a través de Internet y la web "oscura", usando la IA para poner en una lista negra las direcciones y atrapar la actividad criminal buscando palabras clave como terror, matar, secuestrar y otras relacionadas con usos ilegales.

El movimiento se produjo cuando Rosfinmonitoring dijo que Bitcoin, y otras criptomonedas, se utilizan mucho para financiar el terrorismo, la trata de personas y drogas y los cibercrímenes. No señalaron ningún dato que sustentara tales afirmaciones.

"Los activos virtuales, incluidos varios sistemas de criptomonedas, son utilizados por los delincuentes en diversos planes ilegales: tráfico de drogas, evasión fiscal, ciberdelitos, asesinatos por encargo, venta de información de bases de datos cerradas y financiación del extremismo", dijo el organismo.

Para que Rusia pueda rastrear los Bitcoin se necesita de un presupuesto

En la actualidad, el proyecto se está desarrollando con fondos extrapresupuestarios, pero en el futuro se necesitarán fondos adicionales. El proyecto "Blockchain transparente" necesitará 760 millones de rublos (10 millones de dólares), en total durante tres años, según el informe.

El proyecto sigue siendo único en Rusia, pero se vio influenciado por el éxito de la empresa estadounidense de seguimiento y vigilancia de criptomonedas Chainalysis. Mientras tanto, Viktor Smirnov, el jefe de procesos digitales de la empresa de software rusa Croc IT, pidió la colaboración internacional.

"Es necesario que el mundo entero se una en la lucha contra las criptomonedas, el Rosfinmonitoring por sí solo no puede hacer tal tarea", dijo Smirnov.

La relación de Rusia con las monedas digitales ha sido inestable. El país ha reflexionado sobre los proyectos de Stablecoin anteriormente y ha probado la tecnología de cadenas de bloques para el voto electrónico, pero ha actuado fuertemente en contra de la propiedad y el comercio de Bitcoin.

Y con una herramienta de transacción en funcionamiento, las cosas se han vuelto más difíciles para los rusos amantes de Bitcoin.