Bitcoin es inmune a la crisis que produce la excesiva impresión de dinero de la Reserva Federal, dijeron los analistas de Weiss Crypto Ratings, que esta semana condenaron la última decisión de la Reserva Federal de comprar bonos corporativos basura con un apalancamiento de 7 a 1.

El rescate, anunciado el mes pasado, verá otros 750 mil millones de dólares bombeados en el mercado de crédito corporativo. El dinero proporcionará liquidez y crédito adicional para las grandes empresas.

Pero los analistas de Weiss, Bruce Ng y Juan Villaverde, argumentaron en un post del 1 de julio que esto no arreglaría la fallida economía de Estados Unidos, que se contrajo debido a la pandemia del coronavirus.

"Comprar la deuda de grandes empresas con conexiones políticas (que serían insolventes si no fuera por los interminables rescates) no crea nuevos puestos de trabajo", dijeron los analistas de Weiss, y añadieron: "Tampoco genera los miles de millones de ganancias perdidas por los cierres patronales de la pandemia".

Tales rescates serán lo que impulse a la gente hacia Bitcoin y otras criptomonedas, argumentaron los analistas.

Continuaron: "Es por esto que Bitcoin (y otras criptomonedas) representan el futuro del dinero. Los bancos centrales están destruyendo las principales monedas de papel del mundo y ningún poder en la tierra puede detenerlos".

Cómo podría Bitcoin detener las futuras crisis financieras

La respuesta, según Weiss, es que la comunidad de Bitcoin está a cargo de su política monetaria, no sólo de sus mineros, como muchos suponen.

"Los mineros de Bitcoin no establecen la política monetaria. Eso depende de TODA la comunidad de personas que usan Bitcoin", escribieron los analistas.

"Por eso es tan condenadamente difícil cambiar hasta el más mínimo detalle de cómo funciona Bitcoin", escribió Weiss, y añadió: "La abrumadora mayoría de los usuarios deben estar de acuerdo o no pasará nada".

Para obtener pruebas, no hay que mirar más allá del reciente drama que rodea al "impuesto a los mineros" del Bitcoin Cash (BCH), o plan de financiación de infraestructuras (IFP), que financiaría el desarrollo de la red gravando a los mineros.

Aunque muchas de las mayores empresas de cripto-minería estaban de acuerdo con la propuesta, otras no lo estaban. El alboroto resultante, gran parte del cual tuvo lugar en los medios sociales, llevó a la retirada de la política monetaria del BCH.

Weiss Crypto Ratings dijo que las criptomonedas son ahora la única forma de dinero que puede lograr tales hazañas y subvertir el sistema financiero actual.

"Y si lo hicieron [los rescates] una vez, seguramente pueden hacerlo de nuevo. Eso deja a las criptomonedas como la única alternativa honesta al sistema monetario moralmente en bancarrota que tenemos hoy en día", concluyó el post.