Tips

  • El libertario Chad Elwartowski está construyendo las primeras casas flotantes, inteligentes e impresas en 3D del mundo.
  • Las estructuras parecidas a cápsulas ondearán la bandera de Panamá.
  • Los primeros esfuerzos de Elwartowski para "navegar" fracasaron cuando las autoridades tailandesas destruyeron su cabaña flotante.

Chad Elwartowski, un ingeniero de software estadounidense y asiduo trader de Bitcoin es uno de los principales protagonistas del movimiento seasteading, una iniciativa libertaria para construir ciudades flotantes independientes en alta mar. En este momento, está construyendo un prototipo para "la primera casa flotante realizada con impresoras 3D en todo el mundo" en la costa caribeña de Panamá. Un esfuerzo anterior, en Tailandia, fue remolcado por la marina tailandesa en 2019.

Chad Elwartowski en su casa de Panamá. Imagen: Chad Elwatowski

El interés por las viviendas marítimas está renaciendo entre los millonarios libertarios y tecnológicos, deseosos de escapar a la amenaza de la creciente vigilancia de los gobiernos. El movimiento seasteding ha recorrido un largo camino desde que los empresarios Peter Thiel y Patri Friedman (nieto del eminente economista Milton Friedman) pusieron en marcha el Instituto Seasteading en 2008.

"El Coronavirus es una oportunidad para mostrar al mundo que lo que estamos construyendo va a ser realmente muy útil en el futuro", dijo Elwartowski, en una reciente actualización de vídeo sobre su proyecto.

Una impresión artística de la casa flotante inteligente impresa en 3D. Imagen:

Pero la visión de Elwartowski ha cambiado desde su primer intento de Tailandia, cuando él y su compañero tailandés Supranee Thepdet se vieron obligados a huir, esquivando los barcos patrulleros tailandeses. Se le informó que las autoridades habían determinado que la cabina de fibra de vidrio, encima de un poste flotante, representaba una amenaza para la soberanía del país, que podía ser castigada con la muerte.

Ahora, se han establecido en Panamá y se han unido a un negocio local llamado Ocean Builders, que está creando 30 "cápsulas marítimas" y los vende en el mercado abierto por entre 200.000 y 800.000 dólares cada uno. Los seastading "pods" serán registrados como barcos bajo la bandera de Panamá para propósitos legales.

Especificaciones técnicas del Seapod. Image: Ocean Builders

Es un poco irónico que los libertarios acérrimos pidan permiso al gobierno para completar sus sueños utópicos. Pero el hecho es que los intentos del movimiento seasteading a lo largo de los años de crear sociedades flotantes han fracasado, incluso los sancionados por los gobiernos nacionales.

En 2017, el gobierno de la Polinesia Francesa aprobó los planes del Instituto Seasteading para una comunidad autónoma cerca de la costa de la Polinesia Francesa, utilizando una criptomoneda llamada Varyon. Sin embargo, las autoridades anularon su aprobación un año más tarde, en respuesta a las objeciones de "colonialismo tecnológico" por parte de los residentes de Tahití, la isla poblada más cercana del archipiélago.

Patri Friedman dejó su trabajo en Google para crear el Instituto Seasteading con Peter Thiel en 2008. Imagen: Flickr

Friedman está ahora involucrado en el plan de las Islas Marshall para introducir una moneda digital soberana. Dijo recientemente que, en el último mes, está viendo "un montón" de consultas de compañeros que quieren saber a dónde mudarse.

Él y Thiel se han trasladado a "ciudades chárter" autónomas en los países en desarrollo, lo que permite a las empresas internacionales instalarse en las zonas semiautónomas. El proyecto adopta la forma de un fondo de riesgo, reforzado con 9 millones de dólares de financiación de Thiel, así como con inversores y pesos pesados de Bitcoin como Marc Andreessen, Roger Ver y Balaji Srinivasan.

"Los marineros han descubierto que probablemente es mejor llegar a un acuerdo con el gobierno", dijo Titus Gebel, director general de Tipolis, otra startup que desarrolla ciudades semi-autónomas dirigidas por empresas privadas.

Puede que no sea el sueño libertario original pero servirá por ahora.